• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Cara 'e vieja" ordenó matar a policías desde cárcel Santa Ana

Extremaron medidas de seguridad en Politáchira luego del cuádruple asesinato  | Foto: Eleonora Delgado

Extremaron medidas de seguridad en Politáchira luego del cuádruple asesinato | Foto: Eleonora Delgado

César Pérez Vivas declaró el alerta máxima policial en el estado, luego del asesinato de los cuatro funcionarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director de Politáchira, Jesús Alberto Berro, confirmó que el asesinato de los funcionarios de esa institución José Israel Carrillo, Pedro Antonio Martínez Quintero e Iván Ortega Moncada, así como de Alberto Méndez, funcionario de Tránsito Terrestre, fue en retaliación por la muerte de los delincuentes Jimmy Ordóñez Jácome y Keiner Joan Pabón Montilla durante un enfrentamiento el sábado pasado con la policía.


Una de las hipótesis que maneja el Cicpc indica que los delincuentes habrían sido contratados por un pran del Centro Penitenciario de Occidente, o cárcel Santa Ana, para ajustar cuentas con el comerciante Javier Anzola Rodríguez. Los hombres fueron vistos por dos agentes policiales luego de atracar y asesinar a Anzola Rodríguez, dueño de un comercio de autopartes en San Cristóbal, y que habría tenido diferencias con la hermana del pran, con quien tuvo una relación sentimental.


De acuerdo con fuentes policiales, el pran –conocido como “Cara ‘e Vieja” – estaría involucrado en varios homicidios en la entidad, entre ellos el ataque al puesto del Sebin en el barrio Las Flores, en San Cristóbal, en el que murió un funcionario de la Guardia Nacional.


El gobernador de Táchira, César Pérez Vivas, señaló que es necesario contar con un cuerpo de seguridad que haga frente a la violencia. “Estamos en alerta máxima. Estamos frente a un grupo de delincuentes organizado que pretende someter a nuestra policía. Para ganarle la lucha, necesitamos una policía bien dotada. No es posible tener policías que paguen con sus vidas”, dijo.


Exigió al Ministerio de Interior y Justicia devolver el parque de armas que le quitaron a Politáchira y darle autorización para adquirir los equipos necesarios para los policías.

La conexión. La camioneta Chevrolet Dimax de color negro en la que iban Ordóñez Jácome y Pabón Montilla –que era conducida por otra persona, cuya identidad es investigada– fue localizada en la urbanización Juan Maldonado de La Concordia.


Se determinó que el vehículo fue recientemente pintado y que sus características corresponden con los datos de los testigos del ataque con granada al puesto policial del barrio Monseñor Ramírez y asesinato de la agente María Teresa Moreno, el 20 de octubre pasado.

Extreman medidas. Berro señaló que extremaron las medidas de seguridad de los policías y en los puntos de control luego del asesinato de los funcionarios el domingo pasado.

Indicó que se restringió el acceso de personas y el paso de vehículos por la entrada principal de Politáchira luego que circuló en las redes sociales un rumor sobre un presunto atentado contra ese cuerpo policial con artefactos explosivos. “Hemos sido golpeados en la médula de la institución, pero eso no nos va a amilanar. El mensaje para los violentos es que el trabajo continúa y con dignidad seguiremos cumpliendo con nuestro deber”, dijo Berro.

Se conoció que la policía científica adelanta investigaciones para determinar la identidad de los dueños de las cuentas en redes sociales que advirtieron sobre un posible ataque en Politáchira.

12 horas después del cuádruple asesinato, los cuerpos no habían sido entregados en la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Central de San Cristóbal. A los familiares les indicaron que una de las razones del retraso era la falta de personal.