• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Oncólogo fue asesinado a golpes

El homicida del oncólogo cargó con 7 relojes y dólares. Cuando el Cicpc lo detuvo tenía puesto el anillo de matrimonio de la madre de la víctima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Wilkerman Alexander Infante Carrillo, de 21 años de edad, presunto homicida del oncólogo Jesús Gerardo Reyes Kattar, de 43 años de edad, ultimó al médico a golpes y luego le ocasionó dos heridas en el tórax, pero no con un puñal como se creía inicialmente sino con un lapicero.

El hombre, que actuó solo para cometer el crimen, fue detenido por el Cicpc el miércoles donde reside, en el barrio El Limón de la autopista Caracas-La Guaira, cargó con 7 relojes, 8 celulares, 370 dólares, el anillo de matrimonio de la madre de la víctima y perfumes.

Todas esas pertenencias se las llevó en el auto Renault Symbol, año 2008, propiedad del médico. Infante Carrillo se asustó y llamó a un amigo, que ahora está solicitado por el Cicpc, para que lo ayudara. A él le ofreció darle parte de lo robado en el apartamento del oncólogo. Ambos se encontraron y emprendieron camino al barrio El Limón. En la vía se encontraron una alcabala de la Policía Nacional Bolivariana que les permitió pasar sin requisarlos porque los uniformados estaban cumpliendo una actividad. Más adelante decidieron abandonar el carro en la misma vía el carro, el cual luego fue recuperado por el Cicpc.

La averiguación determinó que el presunto homicida cambió los dólares en el centro de Caracas. Para el momento de su captura tenía puesto el anillo de matrimonio de la madre de la víctima y uno de los relojes marca Fossil que robó al médico.

El crimen. La última vez que vieron a Reyes Kattar fue el 18 de este mes a las 9:10 pm, cuando culminó su guardia en el Hospital de El Llanito. Dos días después una hermana de la víctima recibió una llamada en la que le indicaban que el auto del médico estaba en la autopista Caracas-La Guaira.

Ella lo llamó varias veces y como no respondió decidió ir a su casa, donde halló el cadáver del oncólogo encargado de atender a los pacientes adolescentes con cáncer en el hospital J. M. de los Ríos. A partir de ese momento se iniciaron las averiguaciones.

Una comisión de la División contra Homicidios del Cicpc colectó videos de cámaras de seguridad de la zona donde vivía la víctima y además le practicaron experticias al Renault Symbol para detectar los rastros dactilares de los homicidas.

Ese conjunto de averiguaciones permitieron identificar al homicida, que fue imputado por el fiscal 65° del área metropolitana de Caracas, Edser Parra, y presentado ante un tribunal de control.