• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Niegan enfrentamiento en caso de Hoyo de La Puerta

María Gabriela Aponte denunció los excesos policiales en el asesinato de su esposo | Foto Álex Delgado

María Gabriela Aponte denunció los excesos policiales en el asesinato de su esposo | Foto Álex Delgado

Esposa de la víctima dijo que funcionarios del Cicpc lo sacaron en interiores por la parte de atrás de la casa para matarlo a tiros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

María Gabriela Aponte, esposa de Álvaro Deivis López Medina, de 28 años de edad, negó que su marido se hubiese enfrentado a una comisión del Cicpc y explicó que fue ultimado por un grupo de aproximadamente 12 funcionarios de ese organismo que llegó a su casa, en el sector La Loma de Hoyo de La Puerta, el martes a las 5:00 am.

La comisión tocó la puerta y se identificó como miembro de ese organismo policial. Al entrar sacaron de la vivienda a Aponte junto con sus dos hijas de 6 años y 5 años de edad. Relató que su esposo, que estaba desempleado, dormía cuando los policías llegaron y lo sacaron en interiores por la parte de atrás de la casa. Hubo disparos para simular un enfrentamiento y lo mataron detrás de la casa de su suegra, ubicada al lado del domicilio de López Medina. De esa residencia los funcionarios sacaron una sábana para envolver el cadáver y lo trasladaron al CDI del sector La Redoma. Nadie vio cómo se lo llevaron. Explicó que a ese centro llegó muerto; sin embargo, certificaron que falleció allí.

Un vecino dijo que oyó cuando López Medina, con las manos en alto, pedía que no lo mataran y un policía le decía: “Te vas a morir”. Al padre de López Medina los policías le informaron que su hijo murió en un enfrentamiento.

Aponte refirió que a su esposo lo buscaban por la muerte de un hombre de nombre Yeison, a quien ultimaron en febrero pasado en otro sector de Hoyo de La Puerta. Aponte afirmó que el presunto autor del crimen sería Ángel Eulises Ruiz, quien huyó de la zona.

Vecinos informaron que la comisión policial desordenó la casa y cargó con un codificador de Directv, champú, desodorante, papel higiénico y otros productos de la casa de la víctima.

Un allegado a la familia dijo que si los policías son los encargados de cuidar a los ciudadanos, cómo es posible que roben a los pobres.