• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Murió una joven por inyección de biopolímeros en glúteos

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) / Álex Delgado

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) / Álex Delgado

Estuvo 11 días recluida en el hospital Pérez Carreño y falleció a consecuencia de un trombolismo pulmonar que le ocasionó la sustancia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A consecuencia de un trombolismo pulmonar luego de que le inyectaron biopolímeros en los glúteos, murió Adriana Carolina Hernández, de 26 años de edad, el miércoles en el Hospital Pérez Carreño. Hernández era comunicadora social egresada de la Universidad Católica Santa Rosa y laboraba como productora de comerciales en una empresa independiente.

Norys García, madre de la joven, explicó que el viernes 26 de abril a las 2:00 pm su hija le dijo que iba casa de la costurera y ella le dio 200 bolívares para que tomara un taxi porque estaba lloviendo. Luego regresó a la casa. Al día siguiente la joven comenzó a presentar náuseas. El domingo en la madrugada continuó con los malestares, se desmayó y la familia la llevó al Pérez Carreño donde entró en coma. García dijo que los médicos de ese centro le explicaron que cuando se inyectan biopolímeros se corre el riesgo de afectar una arteria o un vaso sanguíneo y cuando esto sucede los biopolímeros se van al cerebro o los pulmones.

Antes de que la llevaran al hospital, Hernández le dijo a su mamá lo que le habían inyectado en un consultorio de la Policlínica Metropolitana. La División contra Homicidios del Cicpc se encargó de la pesquisa. 

Es el segundo de los hijos que García pierde. En noviembre de 2011, le mataron a un hijo en la Cota Mil para robarle la moto y una pistola. Formaba parte del equipo de escoltas del diputado Freddy Bernal. Hasta ahora el caso no ha sido resuelto.

En el tiempo que Norys García estuvo en el Pérez Carreño se enteró de que en 2013 han muerto tres mujeres en ese centro por inyección de biopolímeros y dijo que quedó traumatizada al ver que de viernes a domingo ingresaban personas muertas o heridas por arma de fuego.

Jesús Francisco Arcia Pérez, de 40 años de edad, ex funcionario de la Polimiranda, fue muerto de cinco tiros el miércoles en la tarde cuando llegaba al sector Santa Eduvigis, municipio Carrizal en el estado Miranda. Dos adolescentes lo atacaron con una pistola 9 milímetros y un cuchillo.

La policía detuvo a Hernán Burgos Sánchez, de 42 años de edad, colombiano, y a su hijo Hernán David Burgos Acuña, de 19 años de edad; además, la policía busca a los adolescentes que están identificados por apodos, presuntos autores del hecho.


La Cifra

151 cadáveres han sido ingresados este mes a la morgue de Bello Monte. Entre el miércoles y ayer a esa dependencia trasladaron 10 cuerpos.