• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Muertos taxista y motorizado en tiroteo en entrada a El Marqués

"Estamos en Venezuela; a cualquiera lo puede agarrar una bala", señaló Gastón Monasterios, compañero de trabajo de Charly Muñoz | FOTO ALEX DELGADO

"Estamos en Venezuela; a cualquiera lo puede agarrar una bala", señaló Gastón Monasterios, compañero de trabajo de Charly Muñoz | FOTO ALEX DELGADO

Un hombre armado se enfrentó a dos individuos en moto que intentaron robarlo. El parrillero huyó a pie y el conductor de la KLR murió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un taxista y un motorizado resultaron muertos, y una joven fue herida en una pierna en un tiroteo ocurrido el miércoles a las 6:10 pm entre el Unicentro El Marqués y una estación de servicio, en vía a la avenida Sanz, en Caracas.

Los fallecidos fueron identificados como Charly Gregorio Muñoz Oropeza, de 32 años de edad, padre de tres hijos, que trabajaba hasta las 5:00 pm como mensajero motorizado en los laboratorios Productos Ronava y luego hacía carreras con su Corolla en la línea Unitaxi, frente al Unicentro, y José Rafael Amundaray, de 19 años de edad, que conducía una moto KLR. Todo comenzó cuando dos individuos llegaron en moto más arriba del mall e intentaron robar a un hombre que estaba en una V-Strom y que conversaba con la joven que resultó herida. Al parecer, era un funcionario militar o policial que vestía de civil y se enfrentó a los motorizados. El parrillero de la moto huyó a pie, mientras que el que conducía la KLR, herido, tomó la avenida Francisco de Miranda, se estrelló contra un objeto fijo frente a Tócome y arrolló a una estudiante. El Cicpc investiga si este es el motorizado que intentó robar al hombre de la V-Strom.

La familia se enteró de lo ocurrido a Amundaray cuando la esposa lo llamó y el celular lo atendió un policía que le dijo que tenía un tiro en la cabeza y estaba recluido en el hospital de El Llanito. Cuando los parientes llegaron al centro asistencial había muerto. Vivía en Carapita con esposa e hijo. No trabajaba y estudiaba Enfermería.

Gastón Monasterios, compañero de trabajo de Charly Muñoz Oropeza en el laboratorio, indicó que coincidencialmente él estaba en el Unicentro en el momento cuando se escucharon los disparos y todos los que estaban en el mall se lanzaron al piso. El tiroteo duró entre dos o tres minutos. Muñoz Oropeza no laboró esa tarde como taxista porque tenía el compromiso de llevar a su hijo de 12 años de edad a una práctica de baloncesto. Sin embargo, se dirigió a la línea, que está ubicada entre el Unicentro y la estación de servicio, para avisar que no trabajaría y se quedó saludando a sus compañeros. En ese momento ocurrió el tiroteo unos metros más arriba de donde estaba estacionado en su auto. Abrazó a su hijo para protegerlo, pero recibió un disparo en un hombro y el proyectil salió por la espalda. Los taxistas de Unitaxi lo llevaron a la Policlínica Metropolitana, donde fue ingresado sin vida.

“Estamos en Venezuela; a cualquiera lo puede agarrar una bala. Encomendémonos a Dios”, dijo Monasterios. Después expresó su deseo de que haya justicia en el crimen de su compañero.