• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Muerto el Picure en tiroteo con cuerpos de seguridad

José Antonio Tovar, alias "El Picure", era el delincuente más buscado por las autoridades | Foto: Cortesía Cicpc

José Antonio Tovar, alias "El Picure", era el delincuente más buscado por las autoridades | Foto: Cortesía Cicpc

Desde el domingo pasado cuando mataron a su hermano, el cabecilla de una de las bandas más temidas,  se organizó vengarse de los organismos policiales. Otros integrantes del grupo murieron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Antonio Tovar Colina, alias el Picure, de 28 años de edad, que se disponía a tomar venganza por la muerte de un hermano el domingo, pereció ayer en un enfrenamiento con comisiones de la GNB, el Cicpc y Poliguárico.

Entre 37 y 50 hombres lo acompañaban en su última aventura, que comenzó el lunes cuando logró huir de una casa en el sector La Charneca, parroquia El Sombrero, municipio Julián Mellado.

En ese primer encuentro murieron cuatro de sus hombres y detuvieron a cuatro mujeres. El grupo se enfrentó con los organismos de seguridad desde una vivienda donde se refugiaron. Se incautaron dos granadas tipo piñita, una pistola Bereta y otra Browning, ambas 9 milímetros, un revólver Taurus y una escopeta, además de una cédula de identidad a nombre de José Teodoro Torrealba Bustamante con la foto del Picure. En el intercambio de disparos resultó herido el sargento segundo de la GNB Luis Rafael Mina.

En el sector Los Médanos hubo ayer un segundo enfrentamiento con la banda dedicada al robo, homicidio, extorsión y cobro de vacuna a hacendados y comerciantes.

En el tiroteo, además del jefe de la banda, murieron otros cuatro de sus hombres y un funcionario de la GNB resultó herido de gravedad.

El gobernador de Guárico, Ramón Rodríguez Chacín, dijo que desde hace tiempo se empeñaron en la desarticulación de la banda y que en Anzoátegui, mediante labor de inteligencia, eliminaron a siete de sus miembros. Aseguró que se trata de un grupo entrenado por paramilitares colombianos. En El Sombrero decretaron toque de queda.



Prontuario delictivo. A los 15 años de edad José Antonio Tovar Colina inició sus actividades criminales. Su organización, formada por más de 50 hombres, dio los primeros pasos entre 2007 y 2008. En esa época robaban camiones que transportaban productos agrícolas y ganado. A los dueños les cobraban rescate por la recuperación de los vehículos. La banda creció y se dedicó a la extorsión de comerciantes y productores agropecuarios de Guárico y el sur de Aragua (Barbacoas). El dinero obtenido por el cobro de vacuna era invertido en la compra de fusiles AR-15, escopetas, lanzagranadas y ametralladoras. La adquisición del arsenal la convirtió en una de las megabandas más poderosas del país.

Al Picure y sus hombres se les atribuyen más de 30 homicidios. Entre ellos destaca la masacre de Altagracia de Orituco, en noviembre de 2014. Entonces la banda ultimó a 11 integrantes de la organización delictiva del Juvenal. Ambos se disputaban el control del cobro de vacuna y el tráfico de drogas en Guárico. El Picure se convirtió en uno de los hombres más buscados por los cuerpos de seguridad, incluida Interpol. También tenía vínculos con mafias sindicales que operan en la construcción del sistema ferroviario en Aragua. Varios miembros de su organización se trasladaron a la parroquia La Vega, en Caracas, para evadir a los cuerpos de seguridad.

Para capturarlo se hicieron más de 8 operativos en los que se desplegaron más de 300 funcionarios de varias fuerzas de seguridad. Una de las acciones más significativas fue el 15 de diciembre de 2013, cuando funcionarios de la GNB, el grupo BAE del Cicpc y el Sebin tomaron el sector Concha de Mango en El Sombrero para desarticular la organización. En esa oportunidad ultimaron a 8 de sus seguidores. Ahora le sobreviven cerca de 20 hombres.

DATO

La muerte sorpresiva de José Antonio Tovar Colina, que solía evadirse de sus perseguidores, alcanzó el Trending Tepic en las redes sociales, en las que circuló incluso la fotografía de su cuerpo tiroteado