• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Muertes naturales no serán recibidas en la morgue

Desde enero están a la intemperie en la morgue dos cajas de madera con cavas adentro | Foto Raúl Romero

Desde enero están a la intemperie en la morgue dos cajas de madera con cavas adentro | Foto Raúl Romero

Los médicos de los hospitales y de las clínicas tendrán a cargo certificar esos fallecimientos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una orden de la Dirección de la morgue de Caracas indica que de ahora en adelante las personas que mueran por causas naturales no serán trasladadas a esa dependencia en Bello Monte para practicarles la autopsia, como viene haciéndose desde hace muchos años. Los hospitales o clínica donde fallezcan esas personas deberán certificar el deceso, se conoció de manera extraoficial.

Lo que no está determinado es si en el caso de las personas en situación de calle que mueran en la vía pública serán llevadas a la morgue o a un centro asistencial para que certifiquen el fallecimiento.

Esta modalidad permitirá disminuir la cantidad de ingresos de cadáveres a la medicatura legal de Bello Monte, aunque no será en forma significativa porque es muy baja la cifra de muertes naturales debido a que hay personas que tienen un médico tratante que puede certificar el fallecimiento.

En los últimos días, sobre todo el fin de semana pasado cuando 56 cadáveres fueron ingresados a la medicatura, esa dependencia colapsó. De sábado a domingo fueron llevados 32 cuerpos, incluidos los 6 muertos en un accidente de tránsito en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho en sentido Guarenas. A esas personas que murieron carbonizadas fue necesario hacerles estudios antropológicos y odontológicos, además de ADN.

Hay que tomar en cuenta que desde hace varios años, y debido a la falta de patólogos –porque ningún médico se inscribe en ese posgrado en las universidades–, los sábados y domingos labora en la morgue de Bello Monte un solo especialista en esa materia, y por ese motivo algunas veces no puede culminar todas las experticias forenses en un día y muchos cuerpos quedan para el día siguiente.

Se conoció que las cavas de la morgue estuvieron dañadas varios días, por lo que gran cantidad de deudos se quejó porque tuvo que reconocer a su pariente en el piso donde lo colocaron por la falta de espacio.

La población de Caracas ha crecido y la morgue sigue con la misma capacidad que tenía hace más de 40 años cuando instalaron la medicatura forense en una infraestructura en la que anteriormente funcionó el Club Social Pampero. Esa edificación fue dividida en dos partes para alojar al Instituto Universitario de Policía Científica –Iupolc–, que posteriormente fue absorbido por la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad y fue mudado a esa dependencia ubicada en Catia.

Para descongestionar la medicatura construyeron dos morgues: una en El Llanito y otra en Caricuao, que no han sido utilizadas porque no reúnen las condiciones para funcionar.

Ex directores de esa dependencia han recomendado la construcción de una morgue fuera de la ciudad con facilidades para que familias de escasos recursos lleguen en transporte público.

En varias oportunidades vecinos de Colinas de Bello Monte han protestado y han solicitado el traslado de la medicatura a otra zona, debido a los malos olores que despide esa unidad cuando tiene cuerpos en avanzado estado de descomposición.

El Dato
Desde enero, frente al sitio donde funcionó el Iupolc hay dos cavas en cajas de madera que se están deteriorando debido a la lluvia y al sol. No han sido utilizadas en la morgue de Caracas. Cada cava tiene dos gavetas con cabida para cuatro cuerpos. Esta semana ocho cadáveres no reclamados por sus familiares fueron enterrados en el sector conocido como La Peste, en el Cementerio General del Sur.