• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Motín dejó un muerto y tres heridos en la PNB

Familiares manifestaban su angustia por las condiciones de hacinamiento en las que conviven los internos | Foto: Alexandra Blanco

Los familiares de los reclusos se quejaron de las condiciones infrahumanas en los calabozos | Foto: Alexandra Blanco

La manifestación se inició a las 8:00 am durante el conteo de los detenidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un detenido murió y otros tres resultaron heridos durante un motín ocurrido ayer en la mañana en los calabozos de la Zona 7 de la Policía Nacional Bolivariana, ubicados en la zona industrial de Boleíta.

Indicaron fuentes policiales que a las 8:00 am un grupo funcionarios del cuerpo de seguridad acudió a las celdas para iniciar el conteo de los aprehendidos y fueron sometidos por los internos del calabozo 1, conocido como la celda de King Kong. A los uniformados los desarmaron y se produjo un alzamiento en reclamo por los retardos procesales y el hacinamiento que desencadenó un tiroteo.

Los familiares se aglomeraron a la entrada de la dependencia policial para exigir a las autoridades que les informaran sobre el estado de los reclusos. María Ignacia Rangel, quien tiene a su hijo detenido desde hace nueve meses por el delito de robo, informó que han diferido en nueve oportunidades la audiencia preliminar.

Comentó que a las 9:00 la llamaron para informarle del motín. “Dejé el desayuno a medias y me vine porque mi hijo de 20 años está recluido en unos calabozos en el sótano llamados Inframundo, donde no entra la luz del sol. Él duerme parado porque comparte celda con otros 50 detenidos. Debido al hacinamiento en dos oportunidades se ha contagiado de escabiosis. Hace dos meses sufrió una infección estomacal por las condiciones insalubres en las que vive. Pese a que el tribunal otorgó el permiso para que lo trasladaran a un hospital los funcionarios se negaron a llevarlo”, relató la mujer, quien además se quejó de los malos tratos que reciben las visitas por parte de los policías.

“La semana pasada llegué cuatro minutos después de la hora de visita, pautada para los miércoles a las 10:00 am, y no me dejaron entrar aun cuando le supliqué a los funcionarios que me permitieran ver a mi hijo al menos 10 minutos. A veces los parientes que llegamos desde las 4:00 am debemos esperar hasta 12 horas para que nos dejen ingresar”, denunció la mujer.

Otra de las manifestantes, de nombre Yetzani Prado, dijo que debe pagar 500 bolívares a los policías para que les dejen ingresar los alimentos. “En algunos casos las botan. También cobran por pasar las prendas de vestir. Solo dejan pasar una muda de ropa a la semana. No se cambian diariamente y esto empeora la crisis de salubridad”, explicó Prado.

Los heridos fueron trasladados en una ambulancia al hospital Domingo Luciani de El Llanito. Los parientes enfurecidos golpearon la unidad de traslado y también se enfrentaron a los uniformados para que los dejaran pasar. Mientras que representantes de la Defensoría del Pueblo y un fiscal levantaron un informe de lo ocurrido