• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Milagros nació y murió en la Maternidad Concepción Palacios”

Familiares de la enfermera fallecida aseguran que no les entregaron las placas que le realizaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 31 de enero de 1961, Milagros Vidalina Franco Peralta nació en la Maternidad Concepción Palacios. 51 años después, el 20 de agosto de 2013, falleció en el mismo hospital, luego de permanecer internada 9 días con múltiples lesiones causadas por la agresión de 2 mujeres dentro de las instalaciones.

“Las ironías de la vida: Milagros murió en el mismo sitio donde nació y trabajó por 25 años. No es justo que esto le pase a una persona en su propio trabajo”, dijo José Acosta, esposo de la enfermera que fue víctima de sus propios pacientes el 11 de agosto.

Acosta expresó que Franco Peralta era una mujer dedicada al trabajo. “Redoblaba las jornadas si hacía falta personal, guardaba pañales para las pacientes que no tenían y si algo faltaba ella resolvía. El día del ataque Milagros estaba buscando un medicamento cuando se encontró con las indigentes”, narró.

La víctima estuvo en terapia intensiva durante ocho días. “No la intervinieron, sólo le hicieron pruebas y placas que nunca nos mostraron. Le suministraron antibióticos y medicamentos para la tensión y el dolor. La doctora decía que estaba bien, pero Milagros repetía que sentía un dolor en el pecho. El domingo en la madrugada sufrió un preinfarto que lograron controlar”, dijo Acosta, único pariente al que se le tenía permitido ver a la enfermera que se convirtió en paciente.

El lunes 19 de agosto otros familiares pudieron ver a Franco Peralta, pues la habían mudado a una habitación. “Como todo iba bien la doctora decidió cambiarla. Sólo faltaba que el jueves le realizaran la tomografía para que ese día le pudieran dar el alta”, contó el esposo. Pero el martes por la mañana otra enfermera encontró a su compañera sin vida en el baño del cuarto.

Con los resultados de la autopsia, los parientes de Franco Peralta se enteraron de que la aguja de la inyectadora con la que fue atacada se había quedado en la arteria pulmonar y le causó un infarto.

“Como no se murió, el día en que la golpearon la Fiscalía dejó libre a las agresoras. ¿Qué clase de sistema de justicia tenemos? Ni siquiera tienen residencia para buscarlas”, denunció Acosta.


Compañeros. Milagros Franco y José Acosta fueron pareja durante 15 años. Se mudaron hace 6 al urbanismo de la Misión Vivienda Ciudad Betania II, junto con los 3 hijos de la enfermera. Además de ser compañeros de vida, trabajaban juntos en la Maternidad desde hace 20 años, cuando Acosta pasó a ser camillero del área quirúrgica.

“Ella se despertaba temprano y hacía el desayuno para todos. Nos íbamos y regresábamos juntos del trabajo. Cuadrábamos para tener los mismos días libres y salíamos a El Junquito o a la playa. En vacaciones nos escapábamos a Margarita o Mérida, nos gustaba hacer esos viajes”, expresó el hombre.

De los tres hijos de Franco Peralta, dos se encuentran en sillas de rueda como consecuencia de la inseguridad. A Alexis Barreto, de 30 años de edad, lo hirieron para robarle una moto hace ocho años. Estuvo un año hospitalizado y gracias a los cuidados de su madre pudo recuperar la movilidad en la parte superior del cuerpo.

“Los médicos dijeron que no iba a poder moverse ni hablar. Pero ella se dedicó a él para que se recuperara y hasta dormía en el piso del hospital”, relató Acosta. Cinco años después, al segundo de sus hijos, Luis Franco, de 26 años de edad, le dispararon para robarle el celular y el episodio volvió a repetirse.

“Me va a hacer mucha falta. Ella era mi todo, porque compartíamos mucho”, dijo el hombre.


Demanda 

José Acosta, esposo de la enfermera asesinada, informó que en los próximos días su hermana Nancy presentará una denuncia ante la Fiscalía en contra de la Maternidad Concepción Palacios. “Nancy está abrumada, porque eso le pasó en su segunda casa”, manifestó.

En solidaridad con Milagros Franco, el Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas inició una serie de protestas de calle la semana pasada para exigir la destitución de la directora de la Maternidad, Antonieta Caporales.