• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mató a embarazada para robarle a su hijo

Yenifer Gómez y su hijo Yofer Peñaranda asesinaron a una mujer embaraza para extraerle su bebé | Foto: Eleonora Delgado

Yenifer Gómez y su hijo Yofer Peñaranda asesinaron a una mujer embaraza para extraerle su bebé | Foto: Eleonora Delgado

Familiares de Nelly Teresa Salazar, de 28 años de edad y con 9 meses de gestación, reportaron su desaparición hace una semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer de nacionalidad colombiana, identificada como Yenifer Gómez Acevedo, de 34 años de edad, fue detenida por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas luego de asesinar a una mujer embarazada para extraerle a su bebé y hacerlo pasar como suyo.

El comisario Luis Monroy, jefe de la policía judicial en el estado Táchira señaló que familiares de Nelly Teresa Salazar, de 28 años de edad y con 9 meses de gestación, reportaron su desaparición el 26 de marzo pasado. Ese día, Gómez Acevedo invitó a Salazar –que era su vecina– a su casa y la mató. Le dio golpes en la cabeza, para lo cual utilizó un rodillo de cocina. Luego, con una hojilla, extrajo el feto. Tomó el cuerpo de la mujer y lo colocó en un tonel plástico para trasladarlo a un despeñadero, donde cavó una fosa y lo sepultó.

Gómez, que fingió estar embarazada ante su esposo para que no la abandonara, cometió el abominable crimen para robar la criatura porque no pudo continuar con la mentira del falso embarazo.

Monroy informó que la mujer fue ayudada por su hijo, identificado como Yofer Peñaranda Gómez, de 18 años de edad, para cometer el asesinato. También fue detenido.

El comisario señaló que la mujer “se trasladó al Hospital del Seguro Social con la bebé recién nacida y dijo que era su hija. Cuando los médicos y enfermeras procedieron a interrogarla, la mujer huyó del centro asistencial y dejó abandonada a la bebé con sólo dos días de nacida”.

Los funcionarios policiales encontraron a Gómez Acevedo al advertir que ella había sido vista con la madre de la bebé antes de su desaparición. Cuando fue interrogada, confesó el crimen. Los datos aportados por la mujer permitieron hallar el cadáver de Salazar, que estaba en un lugar boscoso en San Rafael de Cordero, municipio Andrés Bello, donde fue enterrada. También encontraron elementos utilizados en el crimen y la excavación de la fosa.

Monroy confirmó que la bebé está en buen estado de salud, pese a la manera traumática como nació: “Estamos investigando aún para precisar si otra persona, incluso alguien del ramo de la medicina, colaboró en la ejecución de este hecho”.


Caso similar

Desde el 12 de diciembre del año pasado, Liseth Macualo Ortega paga una condena de 23 años en el Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana, al sur del estado Táchira. La mujer asesinó a Gisela López –que estaba embarazada– y le extrajo el feto. Luego, fue a un centro de salud pública con la criatura y simuló que había dado a luz. A través de una llamada anónima se advirtió que había un cadáver en el solar de una residencia. Cuando llegó la comisión del Cicpc al sitio verificaron que se trataba de la casa de Macualo y que la persona muerta era López. Macualo fue acusada de homicidio intencional calificado con alevosía por motivos fútiles e innobles, porte ilícito de arma blanca, sustracción y retención de un bebé.