• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron de varios tiros a un chofer de la Embajada de Cuba

Yolimar González describió a su esposo como un hombre tranquilo y familiar | Foto Alexandra Blanco

Yolimar González describió a su esposo como un hombre tranquilo y familiar | Foto Alexandra Blanco

Un grupo armado lo siguió por el rastro de sangre y lo remató dentro de una vivienda en La Pastora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Reinaldo Salguedo Niño, de 26 años de edad, que laboraba para la Embajada de Cuba en Venezuela, fue asesinado de varios tiros el martes a las 3:00 pm en una vivienda ubicada en la calle Bolívar, callejón Rosareto, sector El Manicomio en La Pastora, informaron sus familiares cuando fueron a la morgue a reclamar el cadáver.

La víctima tenía tres años trabajando como conductor para la representación diplomática, junto con su hermano mayor. Ambos compartían la labor de buscar personal cubano, entre ellos médicos que llegan a Venezuela por el aeropuerto internacional de Maiquetía para luego trasladarlos a diferentes estados. Utilizaban el auto Fiat rojo propiedad del mayor de los Salguedo Niño.

Angie Niño, hermana de la víctima, relató que la familia desconoce qué fue a hacer Salguedo Niño a La Pastora. El hombre estaba domiciliado en el barrio El Paují, sector Plan de Manzano en la carretera vieja Caracas-La Guaira. Estaba casado y era padre de una niña de 4 años de edad.

Salguedo Niño llegó a la calle Bolívar de La Pastora y fue atacado por un grupo armado que se desplazaba en motos. Los hombres llevaban chaquetas negras, lentes del mismo color y cascos.

Inicialmente le dieron un tiro y la víctima corrió y se refugió en una casa del callejón Rosareto. A la dueña de la casa le dio el número telefónico de su hermano para que lo llamara, pero los individuos que le dispararon siguieron el rastro de sangre que dejó el herido y a patadas derribaron la puerta de la vivienda en la que se había refugiado.

Salguedo Niño le pedía a la dueña de la residencia que no permitiera que lo mataran, pero los hombres con chaquetas negras apartaron a la mujer y lo remataron a tiros. En ese momento ya ella había hecho contacto telefónico con el hermano de la víctima, quien escuchó los disparos. El trabajador de la representación diplomática murió en el sitio.

Salguedo Niño era dueño de una moto Empire color rojo que utilizaba para ir a su trabajo y regresar a su domicilio. Los homicidas lo despojaron de ese vehículo y de su celular, así como dinero y documentos de identidad.

Yolimar González, esposa de la víctima, describió a su marido como un hombre tranquilo, que no se metía con nadie y que atendía a su familia.

El Cicpc del Oeste se encargó de la pesquisa.