• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a supervisor de la PNB en el barrio Unión de Petare

En el tiroteo con un grupo de individuos murió uno de los atacantes de la comisión policial. Han ultimado a 89 policías en 2015 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De un tiro en el pecho fue ultimado Aldrid Manuel Crespo Oropeza, supervisor de la PNB, en un enfrentamiento con delincuentes ayer al mediodía en el sector Padre Jesús Misas, en el barrio Unión de Petare. Crespo Oropeza fue trasladado al hospital de El Llanito, donde murió.

En el intercambio de disparos murió uno de los hombres que atacó a Crespo Oropeza y a sus compañeros. No había sido identificado hasta ayer en la tarde.

El supervisor estaba adscrito la Dirección contra la Delincuencia Organizada de la PNB. Con su muerte asciende a 89 el número de policías muertos en hechos violentos este año en la Gran Caracas.

De lunes a martes fueron ingresados 12 cadáveres a la morgue. En lo que va de mes han llevado 351 cuerpos a esa unidad.

Héctor José Marchán, de 25 años de edad, que laboraba en una obra de la Misión Vivienda de Caricuao, fue hallado muerto el lunes entre los bloques 24 y 25 de la UD5 de esa parroquia. Salió de su casa, en el barrio Moscú, en Telares de Palo Grande, en Ruiz Pineda, para dirigirse a sus labores. En la calle lo llamaron desde una camioneta y luego se lo llevaron. Le robaron el celular.

Anny Guzmán, hermana de la víctima, dijo que el único problema que había tenido su hermano fue hace dos meses cuando habría descubierto que su pareja tenía una presunta relación con un funcionario del Cicpc de Caricuao y que desde ese momento Marchán trató de separarse de ella. El lunes, antes de salir de su casa, discutió con su mujer.

Pedro Enrique Gil Zabala, de 26 años de edad, apodado Pedrito, el matapolicías, murió ayer en el hospital de Cúa, luego de enfrentarse a una comisión de la División contra la Delincuencia Organizada de la PNB en el sector 1 de Nueva Cúa, estado Miranda. Le incautaron una pistola 9 milímetros.

La PNB informó que Gil Zabala dirigía una banda que en Catia perpetraba asaltos, robaba vehículos, cometía extorsiones y homicidios incluso a funcionarios de PNB y Policaracas, y restableció alianza con la banda del “Coqui” que opera en la Cota 905. Tenía múltiples solicitudes por robo y homicidio emitidas por diferentes tribunales de control del área metropolitana de Caracas.