• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a sexagenario para asaltarlo

El refugio de motorizados de La Urbina fue inaugurado a principios de mes | Foto: Alex Delgado

El refugio de motorizados de La Urbina fue inaugurado a principios de mes | Foto: Alex Delgado

La víctima fue atacada en un refugio de motorizados de la Francisco Fajardo a la altura de La Urbina. Le dispararon en el pecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alberto Vásquez, de 61 años de edad, regresaba de realizar unas compras en un matadero de Filas de Mariches cuando detuvo su camioneta en un refugio de motorizados en la Autopista Francisco Fajardo a la altura de La Urbina. Allí fue atacado por delincuentes que lo despojaron de sus pertenencias y le dispararon en el pecho.

El hecho ocurrió el sábado después del mediodía, pero fue a las 2:00 pm cuando sus familiares se enteraron del crimen. “Él salió de la casa a comprar unos perniles de cochinos que iba a regalar a sus clientes para Fin de Año. Nos extrañaba que no hubiese llegado. Una conocida pasó por ahí, vio la camioneta Wagon R+ que tiene una calcomanía muy particular, y nos llamó”, relató uno de los parientes de la víctima, que prefirió no identificarse por temor a represalias.

Agregó que inmediatamente tomó mototaxi y acudió al sitio. Al llegar vio el vehículo y a Vásquez tendido en la calle. Intentó reanimarlo, pero ya había fallecido. Se percató de que la mercancía no se encontraba en la camioneta y el hombre había sido despojado de sus pertenencias.
Hasta ese momento las autoridades policiales no habían llegado al lugar del homicidio. Fue el motorizado que acompañó al allegado de la víctima quien detuvo a unos patrulleros de la Policía Municipal de Sucre para que los auxiliara.

La víctima era oriundo de España y vivía en Venezuela de hacía 36 años. Se dedicó a la mecánica automotriz y desde hace 5 años era dueño de un estacionamiento en El Cementerio. Tenía 2 hijos y vivía en la avenida Páez de El Paraíso. Sus familiares lo describieron como una persona caritativa y amable.

“El grado de inseguridad que vivimos es inaudito, no hay palabras. Ya la vida no vale nada porque son los delincuentes quienes tienen el poder. ¿Para qué lo mataron si lo habían robado? La violencia es parte de la descomposición social que tenemos en el país”, fueron algunas de las denuncias que manifestaron los allegados de Vásquez en la morgue de Bello Monte.

El refugio de motorizados de La Urbina fue inaugurado a principios de este mes. La familia de la víctima cree que esos lugares pueden convertirse en un nido para cometer delitos.