• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a sacerdote para robarle el carro

Recibió un tiro en la cabeza cuando intentaba proteger a sus dos sobrinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El padre José Ramón Mendoza Vásquez, de 44 años de edad, recibió un disparo en la cabeza el domingo a las 11:00 pm cuando intentó huir de hombres que lo sorprendieron en el sector El Manzano, al sur de Barquisimeto, para quitarle su vehículo. Iba con sus sobrinos de 19 años de edad y 24 años.

Al parecer, dos delincuentes en una moto pidieron al padre detener el vehículo, un Chevrolet Sunfire, placas AB049WG, color negro. Sin embargo, Mendoza Vásquez aceleró y los hombres dispararon por el lado del copiloto. El padre utilizó su cuerpo como escudo para proteger a sus sobrinos y recibió un disparo en la cabeza. El joven que iba en el puesto del copiloto tomó el control del vehículo hasta que se detuvieron unos metros más adelante.

Mendoza Vásquez era párroco de la Iglesia San Juan Bautista, en el sector Brisas del Obelisco de Barquisimeto, estado Lara. Era el mayor de cuatro hermanos y residía con sus dos sobrinos en Sotavento, al oeste de Barquisimeto. Sin embargo, hace poco comenzó a construir una casa en el sector El Manzano y estaba a cargo de sus sobrinos desde hace un año y dos meses, cuando su hermana Elizabeth Mendoza, de 39 años de edad, murió en un accidente de tránsito. Fueron atacados cuando regresaban de la construcción.

Entregado a la Iglesia. Ayer en la mañana decenas de feligreses se reunieron en las inmediaciones de la morgue del Hospital Antonio María Pineda para esperar la entrega del cadáver.

En el lugar también estaba el arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, que condenó el hecho y llamó a la comunidad a organizarse y a rechazar la violencia.

Dijo que el padre Mendoza era un hombre de fe, entregado a la iglesia y muy querido por la comunidad: “Era un hombre de vocación cristiana. Es muy duro de aceptar. Matar no es el camino de Dios, es pecado, no es el camino de la superación. Acabaron con la vida de un ministro de Dios. Ojalá los que hicieron esto se arrepientan porque han acabado con la vida de tantos inocentes y la vida es sagrada. Elevamos una plegaria para que el Señor le conceda el descanso para siempre”.

Francis Cordero, ahijada del padre, también lamentó la pérdida y describió a Mendoza Vásquez como un hombre de sacrificio, a quien en sus comienzos le tocó batallar con carencias. “Hasta dormir en una cama en una conserjería por no tener recursos. Para él lo más importante era la familia. Era un hombre de valores. Después de Dios estaba su familia y por ella lo daba todo día a día”, señaló.

El cuerpo del padre fue llevado ayer en la tarde a la Iglesia San Juan Bautista para los actos velatorios. Lo enterrarán en el cementerio de Barquisimeto.

Investigación. El vehículo del padre Mendoza Vásquez permanece en la subdelegación del Cicpc de la entidad para las experticias correspondientes. El fiscal nacional Hahkell Escalona y la fiscal 4° del estado Lara, Yaritza Berríos, fueron designados por el Ministerio Público para las investigaciones.

Trayectoria. El padre José Ramón Mendoza Vásquez, párroco de la Iglesia San Juan Bautista del sector Brisas del Obelisco de Barquisimeto, siempre tuvo inclinación por la iglesia. A los 9 años era monaguillo. En 1993 se ordenó a la vida cristiana y estuvo en la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes. Luego fue capellán del Comando Regional N° 4 de la Guardia Nacional y luego siguió su labor católica en la Iglesia Santa Catalina de Siena en Estados Unidos. Dos años después regresó a la Parroquia La Candelaria en Caracas.

Después, volvió a Lara y se convirtió en el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima. Hace cuatro años recibió la iglesia San Juan Bautista.

Comunicado

La Arquidiócesis de Barquisimeto repudió la muerte del padre José Ramón Mendoza Vásquez. “Recordamos que el asesinato es pecado, no querido por Dios. La vida es sagrada. Exhortamos al Gobierno a buscar medios preventivos y correctivos que destruyan esta ola de violencia. Invitamos a los que cometen estos actos delictivos a que reflexionen y se arrepientan de seguir estos caminos, que sólo traen luto, tristeza y destrucción de nuestra sociedad”, señala el comunicado de la organización religiosa.

Otro caso

El 28 de abril de 2010 mataron al sacerdote estadounidense Stephen Woods, dentro de la casa parroquial de la Iglesia Sagrada Familia, en el sector Unare III, en Ciudad Guayana, estado Bolívar. El cadáver presentó múltiples heridas por arma blanca, y estaba amordazado y amarrado. El Cicpc determinó que el móvil del crimen fue el robo y detuvieron a tres personas implicadas en el hecho, que fueron identificados como Ezequiel José Maita Piña de 18 años de edad, Carlos Ramón Prieto Agría de 18 años y Omar Antonio Zambrano de 19 años. En la casa de los detenidos recuperaron el teléfono BlackBerry del sacerdote y un reproductor de DVD.