• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a 3 policías en fuga de 8 presos del Cicpc

El Cicpc busca a la banda Los Teletubis por el crimen del taxista | Foto William Dumont / Archivo

Cicpc - Foto referencial | Foto William Dumont / Archivo

Uno de los homicidas iba herido y murió cuando huía hacia un cerro. Robaron seis pistolas y chalecos antibalas. Salieron de la celda al abrir un boquete en una pared

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los detectives Yetsenia Alexandra Dávila Villegas, de 22 años de edad, y Franklin Georvanny Ramírez Mundaraín, de 25 años de edad, y el aspirante Jesús Enrique Sáenz Domínguez, de 26 años de edad, fueron ultimados a tiros ayer entre las 2:30 y 3:00 am en la oficialía de guardia de la subdelegación del Cicpc de El Valle, en la calle Los Jabillos con calle Central de la urbanización Carlos Delgado Chalbaud en Coche.

Los autores del triple homicidio fueron ocho detenidos que estaban en esa dependencia, que se escaparon de una de las celdas. Uno de los evadidos murió al ser enfrentado por otro detective. Fue identificado como Alejandro Miguel Cabrera, que estaba preso por robo.

A esa hora los detenidos terminaron una labor que habían comenzado hace días: un boquete que hicieron con un objeto metálico en la pared del calabozo en el que estaban. Por esa abertura llegaron a una oficina de la que sustrajeron tres pistolas, así como chalecos antibalas.

Como no pudieron abrir la puerta, rompieron un techo raso y llegaron a un pasillo donde hay una reja. Para lograr la salida de esa área a los delincuentes se les ocurrió que uno de ellos fingiera tener un dolor y comenzó a gritar pidiendo que le dieran una pastilla. Un funcionario atendió al llamado y se acercó a la reja para entregar el medicamento, momento que fue aprovechado por los presos para tomarle la mano, someterlo y quitarle la llave.

Así lograron salir a la oficialía donde despojaron de sus pistolas y les dispararon a los detectives y al pasante recién graduado. A la detective Dávila Villegas le dieron cinco tiros en la espalda cuando iba a salir del lugar. Ramírez Mundaraín fue muerto de dos en el abdomen y uno en el pecho, y Sáenz Domínguez recibió un tiro en la cabeza.

Entretanto, el funcionario que llevó la pastilla al preso se enfrentó a ellos y logró herir a Cabrera, que luego murió cuando huían hacia un cerro que conduce a El Valle. Los detenidos se habían apoderado de seis pistolas y fue recuperada la que portaba Cabrera.

El suceso quedó grabado en cámaras de seguridad de la dependencia policial, cuyo video está siendo analizado por los expertos.

Los evadidos son Irvin Beaumont, alias Cara e’ pizza, preso por ultraje y homicidio, cabecilla de la fuga; Derwin Cabriles, detenido por homicidio; Juan Salas, preso por robo; David Burgos, detenido por robo; John Orozco, preso por droga y Luis Fernández, detenido por robo.

El comisario Douglas Rico, director del Cicpc, y el secretario general Domingo Chávez llegaron en la madrugada a la dependencia de la que constantemente salían comisiones de funcionarios en la mañana cuando les informaban dónde podrían estar los fugados. Una comisión se dirigió a los kilómetros 0 y 2 de la carretera Panamericana donde se decía habían visto correr a unos hombres en la madrugada.

Al mediodía se desplegó un operativo para tomar barrios de El Valle, entre estos El 70. En el procedimiento participaron el Cicpc, Sebin, PNB y policías municipales.

Rico hacía un seguimiento vía telefónica de las actividades que se realizaban para lograr la captura de los homicidas y también atendía a los familiares de las víctimas.

En los calabozos de la subdelegación de El Valle había 59 presos, con la evasión quedan 51. Los 2 detectives y el aspirante habían egresado de la UNES.

Las fiscales 45º nacional, Ruth Araujo, y 4ª de Caracas, Mayira Ramos, fueron designadas para investigar el caso.

 

No aptas para presos

Javier Mayorca

Por lo menos tres de los ocho detenidos que se fugaron de la subdelegación El Valle de la policía judicial tenían más de 35 días en esa instalación. Uno de ellos es señalado como integrante de la banda del 70 y organizador del escape que ocasionó la muerte de dos detectives y de un aprendiz. Los detenidos permanecían en un espacio habilitado como celda en la sede policial. Allí, como en otras instalaciones de ese cuerpo, las antiguas habitaciones y oficinas han sido transformadas para albergar detenidos por tiempo indefinido. En este caso, los hombres horadaron una pared de bloques de arcilla.

Según Carlos Nieto, director de la organización Una Ventana para la Libertad, en el país hay más de 400 espacios habilitados como celdas por policías preventivas y de investigación. Eso ha sucedido porque el Ministerio del Servicio Penitenciario no da los cupos necesarios para el traslado a los internados judiciales. En el caso del Cicpc se ha detectado la presencia de detenidos que ya habían sido condenados y cumplían sentencia en una subdelegación. En Antiextorsión y Secuestros son tantos los presos que deben dejarlos esposados a escaleras, sillas o en la cocina.

Los escapes de sedes policiales en Caracas y el interior del país ocurren casi a diario. En Distrito Capital la semana pasada se evadieron 9 detenidos de la policía del municipio Sucre; 5 fueron recapturados. En la Policía de Chacao fue abortada una acción similar.