• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a perrocalentero por oponerse a un robo

Wilmer Henrique Maldonado fue llevado al Pérez Carreño por sus compañeros de labores / Alex Delgado

Wilmer Henrique Maldonado fue llevado al Pérez Carreño por sus compañeros de labores / Alex Delgado

36 muertes violentas en 36 horas. Wilmer Henrique Maldonado recibió un tiro en el pecho de los hombres que asaltaron su puesto en el KM 13 de la vía a El Junquito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando fueron a la morgue de Bello Monte, ayer en la madrugada, los compañeros de trabajo de Wilmer Henrique Maldonado aún tenían la ropa ensangrentada.

Todos solían compartir jornadas de 12 horas continuas en el puesto de comida rápida Tío Abrahan, que desde hace 15 años presta servicio en el kilómetro 13 de la vía a El Junquito.

El sábado a las 10:30 pm Maldonado sirvió su último platillo. Ya se disponía a cerrar. Sólo quedaban cinco clientes que apuraban sus perros calientes para seguir el camino, cuando llegó una camioneta Terios, color gris, desconocida para los presentes.

Del vehículo se bajaron tres individuos armados. Al ver el movimiento, los clientes huyeron del lugar, pero los delincuentes no iban por ellos sino por los dueños y empleados del puesto.

“¡Quieto! ¿Dónde está el botín?”, preguntaron.

Cuando le pusieron la mano al dinero recaudado durante las últimas horas de trabajo, Maldonado hizo un gesto que fue interpretado como si fuera a oponerse al asalto. De inmediato le dieron un tiro en el cuello y tomaron 500 bolívares.

El hombre comenzó a sangrar en forma profusa. Sus compañeros de trabajo creyeron que podrían salvarlo corriendo al hospital Miguel Pérez Carreño, pero el esfuerzo fue infructuoso.

Wilmer Henrique Maldonado vivía con Yely Amaya y 3 hijos en Santa Teresa del Tuy. Era técnico agropecuario, pero encontró en la comida rápida una mejor fuente de ingreso. La lejanía entre su lugar de trabajo y su vivienda lo obligaban a permanecer varios días a la semana fuera de su casa.

Los empleados afirmaron que, a pesar de que la vía a El Junquito es una zona con alto índice delictivo, ellos eran muy conocidos y esto, en cierta forma, evitaba que los robaran. Por eso dudan que los homicidas sean residentes del lugar.

En San Blas
Un tiroteo entre bandas conocidas como Simón Bolívar y El Encantado dejó un adolescente muerto y otro herido el sábado a las 7:30 pm.

Los jóvenes fueron enviados en un automóvil particular al hospital Domingo Luciani. El fallecido, de aproximadamente 15 años de edad, no tenía documentos de identidad. Su cabello era negro con rizos amarillos. Le dieron múltiples disparos en la cabeza. El otro, de 17 años de edad, fue impactado por un proyectil en el tórax. Se desconoce si las víctimas formaban parte de uno de los bandos en pugna o si fueron alcanzados por estar en la línea de fuego.

El sábado a las 4:00 pm llevaron al Luciani el cadáver de Leonel Vásquez, de 35 años de edad, con múltiples tiros. Luego de entrevistar a familiares, las autoridades presumen venganza. A Vásquez no le robaron ninguna de sus pertenencias. En ambos casos las pesquisas fueron iniciadas por agentes de la subdelegación El Llanito del Cicpc.

LaCifra
207 cadáveres llegaron a la morgue en los primeros 12 días del mes. Entre el viernes en la tarde y ayer en la mañana fueron 36.