• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a una pareja en Sabana Grande

Las víctimas discutieron con un desconocido en un centro nocturno de la avenida Casanova | Foto: Alex Delgado

Las víctimas discutieron con un desconocido en un centro nocturno de la avenida Casanova | Foto: Alex Delgado

En el suceso, ocurrido ayer en la madrugada, se registraron varios heridos. Los disparos los efectuaron desde un Ford Fiesta azul

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los vecinos de la avenida Casanova con calle El Colegio de Sabana Grande despertaron alarmados ayer en la madrugada cuando oyeron varios disparos consecutivos. Las primeras personas que transitaron por el sitio vieron los dos cadáveres, un hombre y una mujer, en la esquina del hotel Kursaal, además de rastros de sangre en un auto, la acera y la calle.

Maikol Paúl Martínez Castillo, de 29 años de edad; y María Elizabeth Contreras Pinto, de 28 años de edad, recibieron múltiples tiros.

Ella laboraba en un centro hípico, era madre de 2 niños, la mayor de 3 hermanos y vivía en Bellas Artes, La Candelaria. Un familiar de la víctima dijo que solía disfrutar de la vida nocturna con un grupo de amigas.

La noche de este jueves, Contreras Pinto fue con sus amistades a un centro nocturno en la calle El Colegio de Sabana Grande, cerca del bulevar. Martínez Castillo estaba con ellas porque era amigo de una allegada a María Elizabeth.

El Cicpc investiga si es cierto que dentro del local surgió un inconveniente entre María Elizabeth y otro cliente quien varias veces la invitó a bailar y ella se negó. Luego bailó con Martínez Castillo. Esto habría hecho que el extraño insistiera, lo que habría suscitado un problema entre ambos. María Elizabeth habría reaccionado lanzándole a la cara la cerveza que consumía.

El hombre se retiró del local y mas tarde el grupo de mujeres se fue junto con Martínez Castillo. Se pararon en la esquina del hotel Kursaal a esperar un taxi. Minutos después, desde un Ford Fiesta azul, fueron atacados. Varios amigos de las víctimas resultaron lesionados. Una de ellas, que fue herida en un brazo y una pierna, llamó a la familia Contreras.

Alrededor de los cadáveres quedaron 17 conchas de proyectiles y el resorte del disparador de una pistola. Se presume que el arma de fuego se rompió.

A escasos metros del lugar hay una pequeña carpa de la GNB. Los funcionarios trataron de perseguir el carro, pero este logró huir.

El suceso causó congestionamiento de tránsito en la avenida Casanova, debido a la curiosidad de transeúntes, motorizados y automovilistas que se detenían a ver lo ocurrido.