• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a un obrero de Misión Vivienda

Jenny Rodríguez, tía de Jesús Alfredo Sanz, aseguró que su sobrino era un hombre trabajador y no tenía problemas | Foto: Antonio Rodríguez

Jenny Rodríguez, tía de Jesús Alfredo Sanz, aseguró que su sobrino era un hombre trabajador y no tenía problemas | Foto: Antonio Rodríguez

Entre el lunes en la mañana y el martes fueron ingresados siete cadáveres a la morgue de Bello Monte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Jesús Alfredo Sanz, de 26 años de edad, lo mataron el lunes en la madrugada cuando regresaba de una fiesta a su casa. Había pasado la noche en el sector La Ceiba con un grupo de amigos, pero cuando caminaba hacia el lugar donde vivía con sus familiares fue atacado por un grupo de delincuentes que lo golpearon y le dieron un tiro en el pecho, supuestamente para robarlo.

“En este país hay demasiada delincuencia, demasiada violencia. No tenemos seguridad. Ya la gente no puede salir de sus casas ni siquiera a distraerse porque no sabe si podrá regresar”, expresó Jenny Rodríguez, tía de la víctima.

Sanz fue identificado por uno de sus vecinos que lo vio tirado en un callejón el lunes a las 5:00 am. Era obrero de la Misión Vivienda y actualmente trabajaba en un conjunto residencial que el Gobierno construye en la avenida Victoria.

Su cadáver fue uno de los siete que fueron ingresados a la morgue de Bello Monte entre el lunes y el martes en la mañana.

Los familiares presumen que el obrero trató de defenderse porque tenía múltiples golpes. Rodríguez señaló que posiblemente le dispararon al ver que no se dejaba robar.

En Turumo. Otra de las víctimas de la violencia caraqueña fue Freddy Alejandro Lindarte Rodríguez, de 21 años de edad, quien recibió varios tiros, el lunes en la madrugada también cuando regresaba de una fiesta a su casa.

El suceso ocurrió en el sector Sucre de Turumo a las 4:00 am. Los familiares que acudieron a retirar el cadáver a la morgue de Bello Monte dijeron que trabajaba como mesonero en la pollera El Gran Muro, en Petare.

A la morgue de Bello Monte también llegaron los parientes de Luis Ismael Iriza, de 75 años de edad, que estaba desaparecido desde el domingo 2 de diciembre cuando se escapó de su casa en Propatria. Sus familiares relataron que los bomberos lo hallaron en Coche y lo trasladaron hasta el Periférico, porque presentó múltiples quemaduras y golpes en varias zonas del cuerpo.

Lo encontraron el domingo 9 y falleció el lunes en la madrugada. Luis Iriza sufría de alzhéimer.