• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a mujer en un vehículo

Un hombre subió a la unidad, en la avenida San Martín, le disparó y luego huyó. De 5 tiros mataron a mecánico para robarle dinero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Yris Margarita Serrano Freites, de 37 años de edad, es la séptima mujer asesinada en la Gran Caracas en los primeros días de 2014. La mataron a tiros dentro de una camioneta de pasajeros, ayer a las 7:15 am, cuando el vehículo transitaba por la avenida San Martín.

A la mujer le dieron varios disparos, según indicaron testigos que viajaban en la unidad Encava roja y blanca, placas 21A23AA, afiliada a la línea Unión Criollos del Este que cubre la ruta San Martín-Petare.

Dentro del vehículo todo parecía normal hasta que llegó a la esquina de Jesús, frente a la plaza Capuchinos, cuando se escucharon varias detonaciones y los pasajeros comenzaron a abandonar el automóvil apresuradamente. El homicida fue un hombre que subió a la unidad, le disparó y luego se bajó. Presumen que el móvil fue pasional.

Cuando el conductor de la camioneta volteó para saber qué había ocurrido, observó el cuerpo de Serrano Freites en el piso y decidió trasladarla al Hospital Militar Carlos Arvelo, donde ingresó sin signos vitales.

A Orlando José Páez, de 61 años de edad, mecánico automotriz, lo mataron de 5 tiros, el lunes en la mañana, frente a una entidad bancaria de la avenida Sucre, Catia, donde cobró un cheque que un cliente le entregó como pago de un trabajo. Los autores del homicidio son dos delincuentes que iban en moto. Le robaron el dinero al salir del banco. No descartan que se hubiese resistido al robo, porque en otras ocasiones forcejeó con ladrones para impedir que lo despojaran de sus pertenencias.

Los familiares de Páez se enteraron de lo ocurrido ese día a las 11:00 am, indicó Giovanny Oliveros, yerno de la víctima, quien explicó que su suegro tenía el taller en la entrada de Ruperto Lugo, Catia, zona donde también residía.

Páez era padre de una hija.

Entre lunes y martes fueron ingresados 10 cuerpos en la morgue de Bello Monte. A esa dependencia han llevado 190 cadáveres en lo que va de mes.

José Soto, de 38 años de edad, fue muerto de 2 cuchilladas, en el pecho y en una pierna, el lunes a las 7:30 pm, en la avenida Baralt, donde vendía arepas desde hacía 15 años. Allí llegó un hombre en moto, se bajó, le robó un reloj y lo atacó. Un amigo lo auxilió y lo llevó al Hospital Vargas, donde murió. Era padre de siete hijos.