• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a hombre por defender a un vecino

13 cadáveres fueron ingresados a la morgue desde el viernes en la tarde hasta ayer en la mañana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Eduardo López, de 20 años de edad, murió ayer en la madrugada luego de recibir un impacto de bala en el sector La Lira de La Dolorita de Petare. Eduardo López, su padre, dijo que su hijo jugaba bingo en un local de comida cuando dos hombres comenzaron una discusión, uno de ellos vecino de la familia. El joven trató de mediar en la situación a favor de su vecino, pero uno de los hombres sacó un arma y le disparó en el hombro. Aseguró que el presunto homicida de su hijo reside en Las Casitas. López vivía con su esposa y con su hija de 2 años de edad en La Dolorita.

Trino Alfonzo Rodríguez Roso, de 20 años de edad, fue visto con vida por última vez el jueves en la noche, cuando avisó a sus familiares que se reuniría con amigos en la redoma de Ruiz Pineda. Al día siguiente, un tío del joven encontró su cadáver en un contenedor de basura en la zona industrial del sector. Su cuerpo fue ingresado a la medicatura forense y le asignaron el número 134. Extraoficialmente se conoció que desde el viernes en la tarde hasta ayer en la mañana fueron ingresados 13 cadáveres a la morgue.

 En El Valle

Jean Carlos Azuaje Gil, de 33 años de edad, fue ultimado en la calle 12 de Los Jardines de El Valle el viernes en la tarde cuando apostaba a las carreras de caballo en un local de la zona con unos amigos.

Era obrero en la Gran Misión Vivienda en Fuerte Tiuna y residía en Los Teques, en La Macarena, con su esposa y tres hijos.

Niña herida

Ayer a las 9:00 am, Deinis Mar del Valle Felizola Gallardo, de 2 años de edad, recibió un tiro en la cara en el Mercado Mayor de Coche cuando un delincuente intentaba atacar a un hombre que estaba armado y disparó para defenderse. Agentes de Policaracas la trasladaron al Hospital de Coche. Al cierre de esta edición, se conoció que la pequeña estaba estabilizada.

Algunos compradores intentaron linchar al hombre con piedras y botellas. Sin embargo, Policaracas medió en la situación.