• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a conductor de transporte público en La Dolorita

Oscar Romero recibió un tiro en la cabeza aunque accedió a entregar el dinero producido durante la jornada laboral del sábado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un conductor de transporte público fue ultimado en su vehículo de trabajo después de entregar el dinero producido durante la jornada sabatina.

Oscar Leonardo Romero, de 31 años de edad, murió luego de recibir un disparo en la cabeza de una pareja de hampones que abordó la buseta de la línea Asociación Civil Miranda en una parada de la avenida principal de La Dolorita, el sábado a las 7:00 pm.

La víctima era avance de la unidad que cubría la ruta San Isidro-La Dolorita. Las primeras informaciones recabadas por los cuerpos policiales indican que los delincuentes, un hombre y una mujer, abordaron la buseta cuando se detuvo para permitir la salida de una pasajera. La mujer llevaba el arma y se la dio al hombre, quien disparó contra el chofer aunque él accedió a entregar el dinero.

Romero fue llevado al hospital Domingo Luciani de El Llanito, y de allí a una clínica privada en La Urbina, donde falleció durante la madrugada.

Los asaltos a conductores y usuarios de transporte público son frecuentes en Petare. En octubre los profesionales del volante bloquearon las principales vías del municipio para protestar por el homicidio de dos colegas, Juan Ojeda y Saúl Delgado, de 48 y 25 años de edad, respectivamente. Al primero de ellos lo ultimaron mientras cumplía sus labores.

Mudanza inútil. A Oscar Aguilar, de 22 años de edad, lo mataron en el sector La Pedrera de La Vega varios sujetos que lo buscaron en la vivienda donde residía desde octubre.

El obrero se mudó a Caracas desde el estado Vargas en la búsqueda de mejor calidad de vida. Su tío Carlos Aguilar, explicó que la familia vivía en un refugio del Litoral desde el deslave de 1999. La criminalidad del sector lo llevó a migrar al lugar donde finalmente lo mataron. Tuvo el mismo destino que su papá, Oscar José Aguilar, asesinado a tiros durante un robo fallido en Naiguatá, hace 19 años.

El cadáver de Aguilar y de otras 25 personas fueron trasladados a la morgue de Bello Monte entre el viernes en la tarde y ayer en la mañana. Van por lo menos 308 muertes violentas en el Distrito Capital durante noviembre.

Otra de las víctimas fue el mototaxista Anderson Figuera, de 19 años de edad. Murió en el hospital Luciani el sábado por complicaciones luego de recibir dos tiros en la pierna izquierda en el sector La Línea del municipio Sucre. En el Cicpc dijeron que él se enfrentó a agentes de ese cuerpo.