• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a un comisario del Cicpc e hirieron a su hijo

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) / Álex Delgado

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) / Álex Delgado

Delincuentes se llevaron a Orlando Delgado en La Urbina y lo trasladaron a su casa en Valle Abajo, donde robaron y mataron a su padre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tristeza, indignación e impotencia sienten los funcionarios del Cicpc porque delincuentes mataron a otro agente de esa institución. Ayer en la madrugada fue ultimado de cinco tiros el comisario jefe Orlando Delgado Rangel, de 45 años de edad, en el pasillo del edificio Doria, en la avenida Universidad con calle Oasis, Valle Abajo, en la parroquia San Pedro del municipio Liberador.Delgado Rangel era el jefe de la subdelegación de Chacao y había ocupado otros cargos en ese organismo.

Vivía en el segundo piso del edificio donde lo mataron, junto con su hijo Orlando Delgado, de 23 años de edad, actor de teatro y televisión que resultó herido de cuatro tiros.Todo comenzó ayer después de las 3:00 am, cuando Orlando Delgado hijo salió de la casa de su novia, en la segunda calle de La Urbina. Cuando estaba en su Ford Ka gris, placas AH385JA, fue sorprendido por tres hombres que iban en un Mazda. Lo sometieron y obligaron a que subieron al vehículo de ellos.

Los delincuentes hicieron que Delgado hijo los llevara a su casa. Cuando llegaron al edificio Doria, los hombres, con las llaves que le quitaron a su rehén, abrieron la puerta del apartamento donde dormía el comisario Delgado Rangel. Los ruidos lo despertaron y el jefe policial fue dominado por los delincuentes. Lo amordazaron con un pañuelo y lo maniataron con trenzas de zapato.

Los individuos comenzaron a registrar todo el apartamento y se apoderaron de objetos de valor y electrodomésticos. A las 4:00 am, los vecinos de la calle Universidad despertaron sobresaltados por las detonaciones, pero nadie se atrevió a asomarse. Entretanto, en el apartamento, el comisario Delgado Rangel trataba de utilizar alguna estrategia para defenderse y hacer que los delincuentes desistieran, pero no lo logró porque los hombres intentaban llevárselo mientras él se resistía.

A empujones lo hicieron bajar las escaleras hasta el pasillo de la planta baja, donde lo mataron. Descalzo, sin camisa y con un short, sus compañeros del Cicpc encontraron el cadáver.La odisea del hijo. Luego de que los delincuentes mataron a su padre, los hombres se volvieron a llevar a Delgado hijo. En el camino lo golpearon hasta que perdió el conocimiento y después le dieron cuatro tiros en el muslo derecho, abdomen, hombro derecho y otro en la mano izquierda. Luego, lo sacaron del auto y lo abandonaron en un sector en Plaza Venezuela, donde pidió auxilio. Una persona lo ayudó y trasladó a la clínica La Arboleda en San Bernardino.

Le realizaron una operación al día siguiente en la mañana, y es posible que necesite otra intervención.Cuando los comisarios Marcos Vivas, jefe de Investigaciones Nacionales, y José Pernía, jefe de la División contra Homicidios, ambos del Cicpc, junto con funcionarios de varias dependencias realizaban experticias e investigaciones en el edificio Doria, llegó la información de que el Ford Ka del hijo de la víctima había sido abandonado en un callejón de Los Flores de Catia, debajo del puente de la avenida Sucre, en vía hacia la autopista Caracas-La Guaira.Mientras tanto, otros investigadores recorrieron la avenida Universidad para buscar cámaras de seguridad instaladas en la parte externa de los edificios que pudieron haber grabado a los homicidas.

 El comisario Delgado Rangel vivía con el mayor de sus tres hijos desde que inició su proceso de divorcio. Su hijo actualmente graba la telenovela "De todas maneras Rosa" para Venevisión. Entre el 25 y 28 de este mes estaba prevista la presentación de la obra teatral  "Entre lobas y corderos". En 2008 fue electo Mr. Turismo.

En lo que va de 2013, en la Gran Caracas han sido ultimados 27 policías y militares, en su mayoría cuando estaban francos de servicio. 9 funcionarios eran de la Policía Nacional Bolivariana y 7 del Cicpc. En 2012 mataron 106 policías y militares. Los vecinos de la zona se quejaron de la inseguridad en la zona porque ni siquiera patrullan agentes de policía en el sector a ninguna hora.          .   






sguerrero@el-nacional.com