• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a carpintero en la avenida Andrés Bello

Las familias de las víctimas estuvieron en la morgue / Foto referencial

Las familias de las víctimas estuvieron en la morgue / Foto referencial

A Antonio Velasco, de 67 años de edad,  un encapuchado le hizo tres disparos en la cabeza el viernes a las 4:45 am 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antonio Velasco, de 67 años de edad, fue ultimado de tres disparos en la cabeza el viernes a las 4:45 am en las afueras de su negocio de carpintería,  en el callejón Medina, sector Sarría, de la avenida Andrés Bello.

Su esposa, Tais Velasco, contó que su pareja fue atacada por un encapuchado que le hizo los disparos cuando salió de su negocio, que lleva el nombre de Mura, a buscar algo en su camioneta Vitara. Ese día, como de costumbre, el carpintero salió a las 4:00 am de su casa en Guarenas, para llegar temprano a Caracas a trabajar.

“Mi esposo, con quien estuve 46 años casada y que conocí desde hace 50 años, es una víctima más de esto que estamos viviendo. ¿Qué puedo pedir? Dios quiera que se haga justicia, pero este caso quedará en una impunidad más. Ojalá tenga las fuerzas para continuar. No puedo concebir la vida sin él. Era un gran hombre, muy humano y trabajador. Ayudaba a la gente y a los cinco empleados que tenía a su cargo”, contó.

Velasco dejó dos hijos de 44 y 42 años de edad. Su cuerpo es uno de los 7 cadáveres que fueron trasladados a la morgue de Bello Monte entre el viernes en la tarde y ayer en la mañana, de acuerdo con información extraoficial.

En Petare

A Jureli Enrique Rojas, de 44 años, lo mataron de seis disparos el viernes a las 6:00 am en el barrio San Blas de Petare para despojarlo de su motocicleta Pursa 180. En el hecho su esposa Norelis de Rojas resultó herida en los brazos.

El sobrino del hombre, Jonny Rojas, dijo que su tío se disponía a ir a comprar comida con su pareja, pues era el día que les correspondía a ambos, por el terminar de su cédula.

Rojas trabajaba como técnico de motos en dos talleres en el barrio San Blas de Petare y en El Cementerio. Dejó dos hijos de 8 y 9 años de edad.