• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a arquitecto para robarle camioneta en Vizcaya

Junto con su esposa había terminado de trotar en ese parque, en El Cafetal, cuando llegaron los hampones 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El arquitecto e ingeniero civil Rameh Abdallah Kafrouni Abboud, de 60 años de edad y de origen libanés, fue muerto de cuatro tiros el martes a las 8:10 pm cuando cuatro delincuentes le robaron su camioneta Land Roer, azul, placas MBI-74R.

La víctima y su esposa, Sandra Rodríguez, habían terminado de trotar en el parque Vizcaya, en El Cafetal. Diez minutos antes se había retirado de la zona una patrulla de Polibaruta. La pareja atravesó la calle para subir a su vehículo que estaba estacionado frente al edificio Uruyen, cuando fueron atacados por los delincuentes que golpearon a Rodríguez y la lanzaron a tres metros de donde estaba su marido.

Kafrouni Abboud no ofreció resistencia, les entregó la llave de la camioneta y abrió la puerta del vehículo para que entraran. Les pidió que no dispararan; sin embargo, le dieron un primer tiro en el koala que impactó al celular. Luego le dispararon en un ojo, cabeza y un costado. Murió en el sitio.

Rameh Kafrouni llegó al país cuando tenía 18 años de edad. Era padre de tres hijos y el mayor de cuatro hermanos. Laboró en las alcaldías de Libertador y del municipio Sucre y era dueño de la empresa Técnica Civil y Arquitectura.

Su hermano, Yonde Kafruni, médico y profesor de Medicina en la Universidad Rómulo Gallegos, dijo que recientemente mataron a uno de sus alumnos de tercer año porque no recordó la clave de su Aveo que le iban a robar. A otro estudiante lo ultimaron cuando comía con un amigo. Agregó que en Valle de La Pascua matan y también secuestran.

“Aquí se perdió el respeto por la vida, aquí se perdió el amor a Dios. Los tribunales no hacen nada. Hay 98% de impunidad, esto no lo aguanta ningún país”, expresó.

Rameh Kafrouni vivía en Los Ruices, pero iba al parque Vizcaya porque creía que era más seguro.

Su hijo, Abdallah Kafrouni, médico, dijo que cuando la pareja se retiraba dos hombres se quedaron viéndola y presumen que dieron el pitazo a los homicidas. Vecinos de Vizcaya indicaron que los azotes de la zona son motorizados que cometen secuestros exprés. El deficiente alumbrado allí es un factor que facilita la comisión de delitos.

Los funcionarios de Inspecciones Técnicas del Cicpc que fueron al sitio tuvieron que alumbrarse con sus celulares porque no tenían linternas.