• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a un niño de 11 años por presenciar doble crimen

Alberto Miranda, tío de Juan Carlos Miranda, relató cómo en pocos minutos cambió la vida de la familia | Foto Alexandra Blanco

Alberto Miranda, tío de Juan Carlos Miranda, relató cómo en pocos minutos cambió la vida de la familia | Foto Alexandra Blanco

Osmel Peña, de 16 años de edad, recibió tiro en la cabeza al asomarse por una ventana en Petare

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fin de semana que finalizó –entre el viernes en la tarde y ayer en la mañana– es el tercero con mayor número de ingresos por hechos violentos a la morgue de Bello.

En seis días de septiembre a la medicatura forense capitalina han sido ingresados 102 cadáveres por varios hechos violentos.

De viernes a sábado fueron trasladados 12 cuerpos; de sábado a domingo, 32, y de domingo a lunes hubo 12 ingresos. Quedaron 8 cuerpos del domingo para practicarles la autopsia.

Algunos familiares de las víctimas se quejaron ayer porque no les habían entregado la planilla EV14 mediante la cual solicitan el permiso para el entierro de sus parientes, pero a las 11:00 am aparecieron los formularios que faltaron durante las primeras horas de la mañana.

Juan Carlos Miranda, de 11 años de edad, el mayor de tres hijos, había culminado sus estudios de primaria e iba a ingresar al bachillerato. Fue una de las víctimas de la violencia caraqueña. Residía con sus padres y hermanos en Colinas de Plan de Manzano, en la carretera vieja Caracas-La Guaira.

El domingo estaba solo con su padre, Julio Miranda, en su casa. Ambos almorzaron y cuando el padre iba a dormir la siesta oyó un ruido similar al de un globo que había explotado y salió de la habitación para ver; en ese momento su hijo mayor entró con manchas de sangre en cuello y abdomen. No se le entendía lo que intentaba decir y cayó en brazos de su padre.

Al niño lo llevaron a la clínica Nueva Caracas donde ingresó muerto. Miranda presume que a su hijo le dispararon dentro de su casa, pues en la sala y los muebles hay manchas de sangre.

Alberto Miranda, tío de la víctima, dijo que su sobrino almorzó con su padre y salió a la puerta de la calle para llevar los restos de comida al perro, en el momento en que unos delincuentes mataban a dos jóvenes. Presumen que le dispararon porque fue testigo del hecho. Los delincuentes habrían huido en una moto y se llevaron como rehén a un vecino.

Gilberto Miranda, otro tío del niño, pidió a las autoridades poner mano fuerte a la delincuencia y que se haga justicia.

Otra víctima. Osmel José Peña Cabarcas, de 16 años de edad, murió el domingo a las 9:30 pm en el hospital de El Llanito luego de recibir un tiro en la cabeza, al asomarse en la madrugada a la ventana de su casa en el callejón Caracas en el barrio San José de Petare, porque escuchó una discusión.

El adolescente iba a estudiar cuarto año de bachillerato. Era el segundo de tres hermanos, dijo su tía Edith Cabarcas, quien agregó que es el segundo familiar que pierde la familia en un hecho violento en la parroquia Petare. La otra víctima fue su sobrino Jonathan Castro, de 17 años de edad, a quien ultimaron en una fiesta.

Cifra
193 niños y adolescentes han sido ultimados este año en diferentes hechos violentos de la Gran Caracas, incluidos Juan Carlos Miranda y Osmel José Peña