• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a agente y a mensajero de la DIM

Funcionarios de seguridad acudieron a la morgue | Foto: Alexandra Blanco

Funcionarios de seguridad acudieron a la morgue | Foto: Alexandra Blanco

Adrián Arévalo, de 28 años de edad, es el primer funcionario de seguridad asesinado en Caracas en lo que va de 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un agente y un mensajero de la Dirección de Inteligencia Militar fueron ultimados a tiros en el sector Barrio Nuevo de Antímano.

El funcionario Adrián Arévalo, de 28 años de edad, murió cuando se acercó el viernes en la noche para dar un saludo de año nuevo a su amigo, y también empleado del mismo despacho militar, Franklin Betancourt, de 25 años.

Familiares que pidieron anonimato relataron que ambos fueron atacados cuando conversaban frente a la vivienda de Betancourt, el viernes a las 10:00 pm. Presuntamente se trata de dos antisociales que operan en la zona. Los hombres llegaron a pie y luego de disparar contra Arévalo y Betancourt se llevaron el arma reglamentaria del agente. Murieron cuando eran trasladados al hospital Miguel Pérez Carreño.

Arévalo tenía dos años de servicio en la institución. Es el primer funcionario de cuerpos de seguridad víctima de la violencia criminal en el Distrito Capital en 2015. El año pasado terminó con 132 policías o militares fallecidos de esta forma.

En Antímano también mataron al albañil Rafael Álvarez, de 46 años de edad, el viernes a las 2:00 pm. Sus parientes tenían escasos detalles sobre lo ocurrido, pues viven en el estado Apure. Falleció en el Pérez Carreño tras recibir cuatro disparos en las piernas.

Emboscada. Antony Alfonso Hernández Álvarez fue víctima de una celada frente a su propia vivienda. El joven de 21 años de edad recibió una llamada el viernes a las 3:30 am. Indicó a sus familiares que era “un cuñado” que lo invitaba a salir.

Se vistió y apenas llegó a la calle se percató de que tres personas armadas lo esperaban. No tuvo tiempo de protegerse. Lo mataron con tres disparos y lo despojaron del celular.

“Lo único que pido ni siquiera es justicia porque esa es de Dios, sino seguridad para nuestro país”, expresó la mamá de la víctima, Fany Álvarez.