• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a dos adolescentes dentro de sus casas en el Tuy y Caricuao

Los familiares hicieron los trámites para reclamar los cuerpos en la medicatura de Bello Monte | Foto Álex Delgado

Los familiares hicieron los trámites para reclamar los cuerpos en la medicatura de Bello Monte | Foto Álex Delgado

A María de Los Ángeles Aguilar le dieron tres tiros al salir de la ducha, y a Manuel Villarroel lo mataron con arma punzocortante cuando jugaba Play Station 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

María de Los Ángeles Aguilar, de 13 años de edad, murió a consecuencia de tres tiros que le dieron el martes a las 7:00 pm, en el interior de su casa en el sector Dos Lagunas en Santa Teresa del Tuy, estado Miranda. La adolescente fue víctima de la venganza de un hombre que cobró la muerte de una hermana, ocurrida hace un mes cuando hubo un tiroteo entre dos grupos que asistieron a una fiesta en un club de esa población.

Un pariente de María de Los Ángeles sería el responsable de ese homicidio, pero como el vengador no lo encontró mató a la adolescente. Los disparos la alcanzaron en un glúteo, costado derecho y hombro del mismo lado. Este tiro le dañó arterias.

La adolescente había regresado de clases y se bañaba cuando su madre, que labora como empleada doméstica, llegó y al abrir la puerta dos hombres aprovecharon para ingresar a la vivienda con ella. María de Los Ángeles salió del baño y apenas cubría el cuerpo con una toalla cuando fue sorprendida por los delincuentes; uno de ellos le disparó mientras el otro la golpeó, la haló por los cabellos y le dio patadas a la madre de la adolescente.

Mientras el homicida le disparaba a la adolescente le dijo: “Esto es por mi hermana”. Presumen que los dos individuos que entraron a la vivienda saltaron una reja y esperaron a que llegara la madre de la víctima para entrar. La testigo del suceso manifestó haber visto solo a dos hombres, pero no se descarta que hubieran otros dentro de un carro que estaba en la calle en el que pudieron huir los homicidas.

Al resultar herida la joven fue llevada por vecinos al CDI de la zona y luego la trasladaron al Hospital de Ocumare del Tuy. La familia tuvo problemas para llevarla al Domingo Luciani, en El Llanito, porque no había ambulancia y tuvieron que alquilar una.

María de Los Ángeles, la cuarta de cinco hermanos, murió el martes a las 10:30 pm cuando era intervenida. “La culpa la tenemos todos por no reprender a nuestros muchachos a tiempo. Tampoco las leyes se cumplen. Aquí todo se mueve por dinero y no debería ser porque todos tenemos derechos, tenemos derecho de existir. Primero está la vida y hay que respetar la vida”.

La niña estudiaba sexto grado en el colegio Ezequiel Zamora y además era capitana del equipo de volibol del plantel. En su casa quedaron los trofeos y medallas que ganó en ese deporte.

María de Los Ángeles Aguilar es la 112 en la lista de niños y adolescentes ultimados este año en la Gran Caracas. En la morgue le asignaron el número 20 de los ingresos correspondientes a este mes.

Fuentes vinculadas a la pesquisa indicaron que la subdelegación del Cicpc de Ocumare del Tuy tienen plenamente identificados a los integrantes del grupo que asesinó a la adolescente. Entre estos hay dos que son conocidos por los apodos de “Chachito” y “Jordan”. Se conoció que el pariente de la estudiante a quien señalan de haber matado a una mujer durante el tiroteo en el club de Santa Teresa del Tuy hace un mes, fue botado de su casa hace tres años, debido a su mala conducta.

Otra víctima en Caricuao. Otra familia que fue golpeada por la violencia fue la de Manuel Alberto Villarroel Silva, de 13 años de edad, quien murió a consecuencia de heridas punzocortantes el miércoles en la tarde cuando estaba en su casa jugando play station, en el bloque 46 de la UD4 de Caricuao.

El Cicpc investiga las circunstancias en que ocurrió el hecho. Se determinará si estaba acompañado de algún amigo o si le abrió la puerta a una persona desconocida. Los familiares de la víctima acudieron a rendir declaración al Cicpc en relación con el suceso, mientras otros parientes hacían diligencias para retirar el cuerpo de la morgue.