• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Matan a un militar o policía todos los días en el país

 Han sido asesinados 96 agentes de la Fuerza Armada, de los cuales 51 son de la Guardia Nacional / Raúl Romero

Han sido asesinados 96 agentes de la Fuerza Armada, de los cuales 51 son de la Guardia Nacional / Raúl Romero

El municipio Libertador y los estados Aragua y Miranda son los lugares más peligrosos para los funcionarios de los cuerpos de seguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la morgue del hospital Victorino Santaella de Los Teques, los familiares del mayor del Ejército Enny Márquez se confundían entre la muchedumbre que esperaba el domingo la entrega de los cuerpos de personas que fueron asesinadas el fin de semana.

El caso de Márquez era tratado en la morgue como uno más. Anteriormente, se le daba un tratamiento especial a los homicidios en los que las víctimas eran policías o funcionarios de la Fuerza Armada. Las esperas eran breves y el papeleo se agilizaba. Ahora, la situación está cambiando.

Las muertes de policías y funcionarios militares venezolanos en hechos de violencia se hicieron notorias por la frecuencia que adquirieron en el Distrito Capital en 2009. Ese año fueron reportados 57 casos, y la cifra aumentó en los años siguientes: 59 en 2010 y 83 en 2011. Estos datos se obtuvieron a través de reportes periodísticos.

Sin embargo, en julio de este año, el Ministerio de Relaciones Interiores comenzó a revisar los casos conocidos en 2012. Una lista elaborada en octubre incluye 287 nombres de funcionarios policiales o militares asesinados en todo el país, sin tomar en cuenta el municipio Libertador, donde han ultimado a 42 uniformados. Eso da un total de 329 agentes muertos.

Para el Ejecutivo, los agentes de la Policía Metropolitana no entran en esta cuenta porque la institución fue suprimida. No obstante, muchos de ellos aún portan credencial así como la pistola Beretta que les entregaron poco antes de que la institución cesara operaciones.

Si fuesen incorporados a la lista, el número de casos aumentaría a 337.

Uno cada día

El listado indica que el municipio Libertador, y los estados Aragua y Miranda son los lugares más peligrosos para los policías y militares. En Libertador han matado a 42 uniformados, y en las dos entidades se registraron 39 casos hasta el fin de semana pasado.

En general, la frecuencia de los decesos es de uno todos los días. En este balance no se toman en cuenta los accidentes de tránsito, como el que terminó con la vida del funcionario de la Fiscalía Militar Luis Arguello, el 20 de octubre en Barcelona.

En la mayoría de los casos revisados, las víctimas murieron cuando estaban fuera de servicio. Ese fue el caso del mayor Márquez en San Antonio de los Altos. Los ataques mortales a policías uniformados –como el ocurrido en el sector La Cumaca de Carabobo en mayo y más recientemente en San Cristóbal– aún son poco frecuentes.

En total, han sido asesinados 96 funcionarios de la Fuerza Armada, de los cuales 51 pertenecían a la Guardia Nacional. Los otros eran policías civiles, incluidos 20 del Cicpc y uno del Servicio Bolivariano de Inteligencia.

Correctivos

Durante una reunión a puertas cerradas con directores de cuerpos policiales de todo país, el nuevo ministro de Relaciones Interiores, general de brigada (GN) Néstor Reverol, reconoció la gravedad de la situación.

Dijo que era necesario imponer correctivos y asegurarse de que las muertes de funcionarios civiles o militares no quedaran impunes. Reverol no precisó si el Gobierno diseña una medida especial en la materia.

El comisario jubilado del Cicpc, José Cuellar, dijo que la cifra de agentes y militares muertos este año en el país “no tiene precedentes”.
Señaló que es necesario revisar la relación entre los agentes y militares con la delincuencia. Piensa que muchas de estas muertes son consecuencia de la estancia de policías y delincuentes en un mismo lugar.

Cuéllar indicó que el riesgo creciente impone a los agentes una actitud más discreta en cuanto al porte de sus pistolas reglamentarias. Sin embargo, dijo que estaba en desacuerdo con que prohíban a funcionarios llevar sus armas cuando no están en servicio: “Los colocan en un riesgo mayor porque les quitan el derecho de defenderse. Hay que recordar que se es funcionario todo el tiempo”.

El Dato

La revisión de los casos reportados en Miranda y Libertador indica que tres funcionarios de Polisucre han muerto este año cuando intentaban robar a otros agentes, activos o jubilados. Los últimos casos ocurrieron en agosto, cuando dos oficiales fallecieron mientras se enfrentaban a un polichacao en la avenida Sanz de El Marqués.