• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Maestra participó en robo a plantel de niños discapacitados

En el colegio había 70 alumnos cuando irrumpieron los asaltantes | Foto Alexandra Blanco

En el colegio había 70 alumnos cuando irrumpieron los asaltantes | Foto Alexandra Blanco

La mujer intentó engañar a la policía. Desde enero planificaron el asalto. El miércoles robaron a niños, docentes y empleados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jenny del Carmen Aguilar Hernández, de 21 años de edad, maestra de primero y tercer grado del Colegio Caracas, dedicado a la atención de niños con diferentes tipos de discapacidad, confesó su participación en el robo perpetrado el miércoles en la mañana en el colegio durante la actividad escolar.

El plantel está ubicado en la urbanización La Florencia, kilómetro 1 de la carretera Petare-Santa Lucía. Luego del robo la mujer fue detenida por Polisucre por su presunta complicidad en el hecho. Aguilar Hernández es la única maestra que no fue atada ni maltratada ni robada por los cuatro hombres que cometieron el asalto a mano armada. Sin embargo, cuando acudió con otras docentes a rendir declaración en el Coliseo de La Urbina dijo que había sido maniatada y herida durante el robo.

Alberto Bermúdez, de 23 años de edad, esposo de Jenny del Carmen Aguilar Hernández, llegó a la sede policial para denunciar que su moto, una de las cuales fue utilizada por los delincuentes para llegar al colegio Caracas, se la habían robado ese mismo día a las 6:00 am. El hombre cayó en contradicciones y finalmente confesó que se la había prestado al cuarteto delictivo.

Se informó que desde enero pasado Bermúdez había ideado perpetrar el robo, pero que no participaría; solo prestaría su moto a los implicados. Alberto Bermúdez habría recibido información de su esposa sobre el movimiento de la escuela, personal y alumnos. El miércoles, de 230 estudiantes de la matrícula solo asistieron 70 alumnos a clases. En su mayoría niños y adolescentes autistas o que tienen otras discapacidades.

Luego de admitir su complicidad en el hecho, la docente habría informado que su esposo habría estado detenido.

Sometidos. Se conoció que cuando los cuatro delincuentes llegaron en dos motos a las puertas del plantel, en ese momento un representante había dejado a sus dos hijas. Los asaltantes lo sometieron y le pidieron las llaves de la camioneta que conducía. Luego apuntaron al vigilante y lo obligaron a abrir el portón. A los alumnos que estaban en el patio los conminaron a entrar a las aulas para iniciar el asalto en perjuicio de estudiantes de bachillerato y maestras.

Una vez que una comisión de funcionarios de Polisucre se enteró de lo que ocurría en el colegio unos agentes se fueron al colegio y ocurrió el primer enfrentamiento. Dos de los asaltantes se dieron a la fuga y otros dos huyeron hacia el barrio Píritu, en la vía Petare-Santa Lucía. Este grupo, integrado por motorizados, se encontró de frente con Kervin Pernalete Choez, de 20 años de edad, y un adolescente de 17 años de edad que llevaban los bolsos en los cuales llevaban el dinero, los celulares y otras pertenencias de las víctimas. El adolescente, que estaba armado, intercambió disparos contra los polisucre y murió luego de ser ingresado al Hospital de El Llanito.

Entretanto, las maestras trataban de calmar a los estudiantes que gritaron y algunos convulsionaron durante los 20 minutos de angustia que les correspondió vivir.

Una representante que fue a buscar a su hija dijo que no la volvería llevar al colegio porque más valía la vida de la niña que perder un año. 

La Cifra
60 colegios han sido visitados por el hampa en la Gran Caracas en lo que va de este año en Miranda