• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Madre acusó a funcionarios del Cicpc de asesinar a dos adolescentes

A la morgue acudió la madre de Génesis Arguinzones | Foto William Dumont / Archivo

Foto William Dumont / Archivo

Trascendió que uno de los jóvenes ultimados era sobrino de un fiscal del Ministerio Público

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro efectivos del Cicpc están bajo investigación luego de la muerte de dos adolescentes, quienes cayeron a manos de los funcionarios durante un presunto enfrentamiento en El Cementerio, este miércoles.

Trascendió que uno de los jóvenes ultimados era sobrino de un fiscal del Ministerio Público.

La versión de las autoridades sostiene que una comisión del referido cuerpo policial se encontraba en el sector investigando sobre el secuestro y homicidio de una funcionaria de la Armada, cuando se encontraron a los jóvenes con características similares a los investigados y quienes según la policía se habrían enfrentado, resultando heridos y muriendo cuando eran trasladados hasta un centro asistencial, publicó Caraota Digital.

Los familiares de los ultimados acudieron, este viernes, a la morgue de Bello Monte a reconocer y retirar los cadáveres. Denunciaron que los oficiales ajusticiaron a dos inocentes.

Los caídos fueron identificados como Brayan Ramos, de 16 años, y Carlos Eduardo Levis Rodriguez, también de 16 años, quien además era sobrino de un fiscal del Ministerio Público.

La madre de Carlos Eduardo, Mayerling Levis, denunció que su hijo fue asesinado a sangre fría y que los policías simularon un enfrentamiento para justificarse.

Mayerling contó que su hijo fue interceptado por cuatro funcionarios del Cicpc, tres hombres y una mujer. “Escuché los disparos y cuando me asomé vi a un policía darle un tiro de gracia a mi hijo, una patada en la cabeza y dijo ya esta rata está muerta”, narró.

El Cicpc le dijo a Mayerling que su hijo era un delincuente, según pertenecía a una banda de secuestradores y estaba implicado en tres homicidios. “Mi hijo era noble, honesto, humilde, no lo dejaba andar en la calle y por eso le decían sometido. En lo que me queda de vida limpiaré la memoria de mi hijo”, aseguró.

Para leer nota completa, click aquí