• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

MP condenó a dos hombres y a una mujer por estafa inmobiliaria

El sector privado ejecuta actualmente 21.000 viviendas, de acuerdo con la Cámara Inmobiliaria de Venezuela | Foto: Ernesto Morgado

Conjuntos residenciales de la Gran Misión Vivienda | Foto: Ernesto Morgado

Espino, Castillo y Tovar, ofrecieron apartamentos en conjuntos residenciales de Caracas, alegando tener vinculación con funcionarios del Gobierno nacional en los planes de adjudicación de viviendas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante la contundencia de los medios presentados por el Ministerio Público (MP), fueron condenados José Espino, José Castillo y Yudith Tovar a 13 años de prisión, quienes admitieron haber estafado a 297 personas durante los años 2009 y 2012, a través de la empresa Construsolution C.A ubicada en el complejo urbanístico Parque Central en Caracas.

En la audiencia preliminar, la fiscal 139° auxiliar del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Yoraima Rodríguez, ratificó la acusación contra los dos hombres y la mujer por la comisión de los delitos de asociación para delinquir y estafa a título de perpetradores en concurrencia de delitos, previstos y sancionados en la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo y el Código Penal.

Luego que las tres personas admitieran su responsabilidad en la estafa perpetrada, el Tribunal 28° de Control del AMC dictó la citada condena y la restitución del dinero a las familias afectadas.

Espino permanecerá recluido en el Centro Penitenciario de la Región Capital Yare I, ubicado en el estado Miranda, mientras Castillo cumplirá su condena en el Centro Penitenciario de Aragua conocido como Tocorón.

De igual manera, Tovar estará recluida en  Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), en Miranda.

De acuerdo con la investigación, Espino, Castillo y Tovar, ofrecieron apartamentos en diferentes conjuntos residenciales de Caracas, alegando tener vinculación con funcionarios del Gobierno nacional en los planes de adjudicación de viviendas financiadas por el Estado.

En el año 2012, se realizaron varias denuncias por un grupo de afectados que canceló entre  tres mil a 120 mil bolívares para la adquisición de viviendas en diferentes conjuntos, pero no se les daba respuesta de la entrega.

Razón por el cual Espino, Castillo y Tovar fueron aprehendidos y colocados a la orden del MP.