• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

MP logró condena para tres policías por muerte de 2 hermanos

Ministerio publico / Archivo

Ministerio publico / Archivo

El fiscal ratificó la acusación contra los tres policías por incurrir en los delitos de uso indebido de arma de reglamento y simulación de hecho punible

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fueron condenados a penas que oscilan entre 24 y 19 años de prisión, los funcionarios del Instituto Autónomo de Policía del estado Sucre, Jorge Martínez, Luis Cabeza y Luis Fernando Espín, por su responsabilidad en la muerte de los hermanos Jorge Márquez y Damián Mudarra Márquez, ocurrida el 20 de septiembre de 2008, en el barrio Caigüire de Cumaná.

En el juicio, el fiscal 8° del primer circuito de esa jurisdicción, Manuel Cano, ratificó la acusación contra Martínez por ser autor en el homicidio calificado con alevosía en perjuicio de Jorge Márquez; y como cómplice necesario respecto a Mudarra.

Mientras que a los funcionarios Cabeza y Espín se les ratificó la acusación como cómplices necesarios en el delito de homicidio calificado con alevosía contra Jorge Márquez, y en grado de complicidad correspectiva en perjuicio de Mudarra.

Adicionalmente, el fiscal ratificó la acusación contra los tres policías por incurrir en los delitos de uso indebido de arma de reglamento y simulación de hecho punible.

Una vez evaluadas las pruebas presentadas por el Ministerio Público, el Tribunal 4° de Juicio de Cumaná condenó a 24 años y 6 meses de prisión a Martínez, mientras que Cabeza y Espín cumplirán una pena de 19 años y 6 meses.

Los tres efectivos policiales permanecerán recluidos en el mencionado instituto de policía, mientras  un tribunal de ejecución determina el lugar del cumplimiento de la pena.

El citado día, los hermanos se encontraban en el mencionado barrio discutiendo con un hombre, a quien le ocasionaron heridas con un arma blanca.

Al lugar llegaron los funcionarios policiales hoy condenados, quienes efectuaron varios disparos contra los hermanos, que le ocasionaron la muerte.

Cuando se inició la investigación, los policías manifestaron que el hecho surgió luego de un enfrentamiento, situación que el Ministerio Publico logró determinar que nunca ocurrió.