• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

MP logró condena para dos mujeres por la muerte de un niño en Portuguesa

Durante el juicio oral y público, la subdirectora de Investigaciones de Protección Integral de la Familia, Lidis Sánchez, con delegación fiscal para actuar en el caso; junto a los fiscales 50° y 61° nacional, Daniel Guédez y Samuel Acuña, ratificaron la acusación contra Gellinot González Quevedo y Anney Montilla Oropeza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fueron condenadas a 27 años de prisión Gellinot González Quevedo (31) y Anney Montilla Oropeza (26), por su responsabilidad en la muerte de un niño de cinco años de edad, ocurrida el 01° de diciembre de 2011 en Guanare, estado Portuguesa.

Vale aclarar que el pequeño era hijo de  González y, a su vez, Montilla era quien lo cuidaba.

Durante el juicio oral y público, la subdirectora de Investigaciones de Protección Integral de la Familia, Lidis Sánchez, con delegación fiscal para actuar en el caso; junto a los fiscales 50° y 61° nacional, Daniel Guédez y Samuel Acuña, ratificaron la acusación contra González por los delitos de abuso sexual, homicidio intencional a título de dolo eventual, trato cruel y lesiones graves antiguas, todos en grado de comisión por omisión.

De igual manera, fue ratificada la acusación contra Montilla Oropeza por ser autora material en los delitos de abuso sexual con penetración, homicidio intencional a título de dolo eventual, lesiones graves, antiguas y recientes, además de trato cruel.

Una vez evaluados las pruebas presentadas por el Ministerio Público, el Tribunal 3° de Juicio del área metropolitana de Caracas dictó la referida sentencia condenatoria contra ambas mujeres.

González se encuentra recluida en el Instituto Nacional de Orientación Femenina y Montilla fue enviada a la Penitenciaria General de Venezuela.

Resulta importante mencionar que durante el proceso de juicio se evacuaron 50 órganos de pruebas entre expertos y testigos, además fueron incorporados  50 experticias y documentos, mediante los cuales los fiscales demostraron la responsabilidad de las mujeres en el hecho.

Vale recordar que por este caso en su momento fue condenada Valentina Oropeza de Montilla (51), quien admitió su participación como autora en comisión por omisión de los delitos de trato cruel y lesiones graves antiguas.

Asimismo, fue condenado el enfermero Yure Hernández, tras admitir los delitos de encubrimiento, homicidio intencional a título de dolo eventual y abuso sexual; además de cómplice simple en lesiones graves antiguas y trato cruel.

Mientras que Doris Oropeza (37),  fue condenada al admitir su responsabilidad en el trato cruel en grado de cómplice simple y autora de lesiones personales menos graves.
 
Falsos alegatos

El 01° de diciembre de 2011, en horas de la tarde, Anney Montilla, Valentina Oropeza, Doris Oropeza y el enfermero Hernández llevaron al niño a un centro asistencial, ubicado en la avenida 23 de Enero, en Guanare, alegando que éste se había caído de una moto.

Minutos más tarde, el pequeño falleció, por lo que los médicos notificaron a las autoridades de este hecho, iniciándose así la investigación.

Vale destacar que la autopsia y la valoración médico forense externa realizada a la víctima de cinco años, determinó múltiples traumatismos y hematomas en el cuerpo, así como cicatrices que evidencian maltrato físico de vieja data, signos de abuso sexual continuado, así como huellas de mordedura humana.

Posteriormente, se realizó un allanamiento coordinado por el Ministerio Público y efectuado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en la vivienda propiedad de Valentina Oropeza, ubicada en la urbanización José Antonio Páez, sector Los Próceres, Guanare.

En dicha casa se encontraron varios elementos de interés criminalístico, entre estos, una computadora, récipes médicos, medicinas y una camisa del pequeño con restos hematológicos.

Anney Montilla, quien era la encargada de cuidar al niño junto a Valentina Oropeza, pues su madre Gellinot González vivía en Porlamar, estado Nueva Esparta, fueron aprehendidas el día del hecho en la clínica donde murió la víctima.

Mientras que González, quien arribó a Portuguesa al día siguiente del hecho, Doris Oropeza y Hernández, fueron detenidos el 02 de diciembre de 2011, en virtud de la orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 1° de Control de Guanare.

Es importante precisar que de acuerdo con declaraciones realizadas a testigos, se pudo conocer que Doris Oropeza en varias oportunidades agredió físicamente al niño.

A su vez, Hernández prestó asistencia médica a la víctima en dos oportunidades en los que el pequeño sufrió maltratos. Cabe señalar que Montilla, Hernández, Valentina y Doris Oropeza son amigos de la madre de la víctima.