• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Localizaron calcinado a escolta del defensor del Pueblo

El funcionario del Sebin estaba desaparecido desde el 20 de enero, cuando salió de Güigüe a reportarse en su trabajo en Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la población de Villa de Cura, en el sur del estado Aragua, fue localizado en un vehículo el cadáver de un hombre con cinco impactos de bala y calcinado, que se presume es un escolta del defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

Debido a las condiciones en que fue localizado, a los familiares les fue difícil identificarlo, por ello el cuerpo será llevado a Caracas para practicarle una prueba de ADN que confirme su identidad.

La víctima sería José Daniel Castillo, de 30 años de edad, quien era funcionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional desde hace 9 años y tenía 7 años en comisión de servicios en la Defensoría del Pueblo.

Castillo estaba desaparecido desde el martes 20 de enero, cuando salió de su residencia ubicada en la población de Güigüe, estado Carabobo, con destino a Caracas para acudir a su trabajo. Sus familiares comentaron que salió a las 6:00 am porque debía presentarse temprano en la institución.

El jueves pasado se percataron de que se encontraba desaparecido, al notar que no había establecido comunicación con ninguno de ellos y que tampoco había acudido a la casa de su novia. “Él ni siquiera llegó a su trabajo ese día”, aseguró su mamá.

Ese mismo día los medios de comunicación impresos del estado Aragua reseñaron la noticia del hallazgo de un cuerpo calcinado en un vehículo Corsa, placas GCS14W, en plena vía pública del sector Puerta Negra de la población de Villa de Cura.

Sus familiares se enteraron de esta información y fue hasta el lunes pasado que constataron que aquel era el carro de Castillo, por lo que ayer acudieron a la Medicatura Forense de Maracay para verificar si se trataba del cadáver del funcionario de seguridad.

El cuerpo presentaba por lo menos cinco impactos de bala, calibre 9 milímetros, y en el lugar del hallazgo no se encontró ningún documento que permitiese su identificación.

Sus parientes dijeron que en los últimos cuatro días habían rastreado los hospitales cercanos para constatar si había ingresado a algunos de ellos.

Castillo trabajó primero como chofer de Gabriela Ramírez, cuando se desempeñaba como defensora del Pueblo, y con los cambios realizados al llegar Tarek William Saab al cargo, lo habían designado escolta de este funcionario. Los días sábados estudiaba Ciencias Jurídicas en un instituto universitario en Caracas.

El hombre no tenía registro odontológico, por lo que se dificultó su identificación. El cadáver que consiguieron no contaba con el fémur y el peroné de una de las piernas. Se presume que un animal haya mordido parte del cuerpo.