• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Llanto y dolor en el entierro de la estudiante asesinada

En el liceo Andrés Bello hubo entre 85% y 90% de asistencia | Foto: Leonardo Guzmán

En el liceo Andrés Bello hubo entre 85% y 90% de asistencia | Foto: Leonardo Guzmán

Capturaron a dos estudiantes del plantel que serían los presuntos responsables de la muerte de Michele Buraglia. A los implicados se les incautó una pistola Bowning 9mm

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Contigo se me va la vida, hija mía”, gritaba desconsolada la madre de Michelle Andrea Buraglia durante el sepelio de la joven. El llanto de los familiares y amigos de la adolescente no se hicieron esperar, después de que el sacerdote les dijo “sentido pésame” y comenzó la despedida.

Buraglia murió el martes en la cancha del liceo Andrés Bello en el que tenía un año y tres meses estudiando. La adolescente, de 16 años de edad, recibió un tiro en la espalda que le salió por el pecho y le causó la muerte casi de manera instantánea.

“Tantos planes que tenías, mi niña”, decía una y otra vez la madre de la joven, mientras reprochaba a Dios la decisión de separarla tan pronto de la menor de sus hijos.

Antonio Buraglia, padre de la adolescente, estaba un poco más calmado. Exigió a las autoridades venezolanas justicia por la muerte de su Michele. “No queremos que el caso de mi hija sea un número más, que usualmente es lo que pasa cuando matan a alguien. Yo todavía no puedo aceptar lo que le ocurrió. En este país parece que no hubiese autoridad que diera la cara. Esto es un asesinato”, expresó.

El padre indicó que estaba esperando que la joven se graduara de bachiller para llevársela una semana a Estados Unidos, donde vive desde hace 15 años, a pasar unos días con él. Buraglia no veía a la adolescente desde junio cuando vino a la graduación de otro de sus hijos; sin embargo, indicó que se comunicaba con la joven por lo menos tres veces por semana.

Para los familiares lo más difícil de aceptar, de la prematura muerte de la adolescente, es el hecho de que apenas comenzaba una vida. “Ella era una excelente estudiante, una niña alegre que le gustaba pasar tiempo con sus hermanos. Yo nunca pensé que se iba a morir antes que yo, a pesar de que uno de adulto siempre asume que poco a poco irá perdiendo familiares, pero de manera natural, no porque los maten”, expresó Kenneth Buraglia, el mayor de los hermanos de la estudiante asesinada.

 

Caso resuelto. Ayer en horas de la tarde funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas detuvieron a dos adolescentes implicados en el homicidio de Michele Andrea Buraglia, la estudiante de quinto año de bachillerato del liceo Andrés Bello.

El comisario Luis Karabin, subdirector de la policía judicial, indicó que los detenidos son estudiantes del plantel y que son menores de edad.

A estos involucrados se les incautó una pistola Browning 9mm con la cual se presume que le dispararon a la estudiante desde el segundo piso, mientras estaba en la cancha haciendo Educación Física.

Karabín explicó que habría un tercer estudiante implicado que aún no ha sido aprehendido. Supuestamente los adolescentes declararon que el disparo era contra uno de los compañeros de Buraglia, con quien habían tenido un problema. El arma de fuego fue hallada en el interior del plantel.

Ayer en la mañana hubo una reunión entre la directiva del liceo y representantes en la que el director Francisco Gutiérrez se comprometió a reforzar las medidas de seguridad del plantel y la instalación de detectores de metales en la entrada.

En la reunión también participaron Ingrid Belisario, supervisora del Distrito Escolar del Ministerio de Educación, y Erwing Blanco, jefe de seguridad de la zona educativa.

Extraoficialmente se supo que uno de los adolescentes implicados fue detenido dentro del liceo pues supuestamente estaba escondido en uno de los salones y lo capturaron cuando el Cicpc llegó a realizar otra inspección.


Los representantes temen

Después de la reunión que tuvieron las autoridades del liceo Andrés Bello con los representantes de los alumnos algunos salieron inconformes con la posición del director que sólo hizo promesas de reforzar la seguridad.

“No puede ser que pasen estas cosas dentro de un liceo. Son 1.300 alumnos los que estudian aquí y nadie sabe ahora explicar cómo fue que entró esa pistola cuando hay cuatro vigilantes en la puerta”, expresó Mirna González, madre de un alumno.

Otros representantes señalaron que estudiarán la posibilidad de retirar a sus hijos del liceo porque consideran que lo ocurrido podría generar una ola de violencia dentro del plantel.

Francisco Gutiérrez, director, dijo que las clases se reanudarán el viernes, pero hoy habrá otra reunión con los representantes.

 

El Dato 

Funcionarios de la Policía Nacional custodian la entrada principal del liceo Andrés Bello desde ayer en la mañana. Uno de los agentes explicó que la orden que recibieron es la de permanecer en el plantel hasta nuevo aviso y que posiblemente sea instalado un punto permanente en la institución, mientras refuerzan las medidas de seguridad.

 

La Cifra

5 adolescentes han sido asesinados en Caracas en los 9 días que han transcurrido del año 2013, mientras que 2012 cerró con 122 menores de edad ultimados sólo en la capital del país.