• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Larrys no tenía temor de meterse a los barrios"

El director, de 48 años de edad, fue asesinado de dos balazos, uno en la cabeza y otro en la espalda / Fotos: William Urdaneta - Correo del Caroní

El director, de 48 años de edad, fue asesinado de dos balazos, uno en la cabeza y otro en la espalda / Fotos: William Urdaneta - Correo del Caroní

El jueves 10 de marzo encontraron muerto a Larrys Salinas, presuntamente asesinado para robarle el vehículo. El músico guió por 20 años a más de 300 niños en la Coral Infantil Integrada de Guayana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Perdimos a un guerrero, pero ganaremos la batalla. ¡Justicia para Larrys!".Esta frase encabezó la movilización que los habitantes de Ciudad Guayana, realizaron el sábado 12 de marzo en rechazo al asesinato del director de la Coral Infantil de Guayana, Larrys Salinas. Vestidos de blanco y entonando las canciones que en vida este músico enseñó a la comunidades que atendía, las personas exigieron justicia y pidieron mayor seguridad para la población. A pesar de que en otras ocasiones también han salido a la calle como forma de protesta, esta vez la convocatoria alcanzó un número significativo de participantes. El crimen de Salinas fue un golpe duro para Ciudad Guayana.

El director, de 48 años de edad, fue asesinado de dos balazos, uno en la cabeza y otro en la espalda. De acuerdo con la versión policial que sostienen los familiares, lo mataron para robarle la camioneta Chevrolet Dmax color beige, donde llevaba su teclado musical y artículos personales.

El hecho ocurrió el miércoles 9 de marzo. Salinas salió de la casa de su familia, dejó a unos amigos en sus casas y ya no se supo más de él. El cadáver fue hallado al día siguiente en la vía El Pao, en San Félix, en horas de la mañana por un grupo de niños en el sector La Recta, en Pozo Verde. El vehículo fue localizado luego, de acuerdo con sus familiares.

La inseguridad había tocado varias veces al músico. Hace tres años y medio, según narró su hermana Norka Salinas, fue secuestrado. En otra ocasión lo atracaron en Maracaibo. Recientemente, en diciembre, también fue víctima de un asalto. La familia tampoco ha escapado de la delincuencia en Ciudad Guayana, incluida en la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo, de acuerdo con los datos de la ONG Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de México. A la madre de Larrys y su hermana le hicieron un secuestro express hace algunos meses.

"Larrys vivió para prestar servicio, no tenía temor de meterse a los barrios, pensaba que todos tenían la oportunidad de cambiar. No le daba miedo llevar alimentos y medicamentos a esos lugares. Ser inocente lo puso al frente de la delincuencia", dice su hermana, quien pidió que el caso, asignado a la fiscal 11 Magda Sandoval, sea resuelto y se acabe con la impunidad.

Cada jueves, Salinas visitaba los hospitales de la región junto con la coral para llevarle a los niños enfermos cuentos, cantos y sonrisas: "En Venezuela estamos luchando día a día por aprender a vernos todos con los mismos ojos", dijo en una entrevista.

El músico participó en la campaña para concientizar sobre el síndrome de Down junto con Franco de Vita y Norelys Rodríguez. También pudo mostrar a artistas nacionales e internacionales su trabajo musical. La coral compartió escenario con Olga Tañón en 2011 durante un concierto en Puerto Ordaz y él sostuvo encuentros con artistas como Oscar D'León, Guillermo Dávila, entre otros.

Niños afectados. Las notas que Salinas cantó a Venezuela por más de 20 años continuarán sonando. La melodía de las 300 voces infantiles de los 12 núcleos de Puerto Ordaz estarán ahora a cargo de su hermana: "Tomaré las riendas de la fundación de Larrys acompañada de las madres. Nos toca un trabajo muy difícil. Estamos tratando de reorganizarlo todo. Para lo que Larrys hacía necesitaríamos a diez personas como él y con la empatía que tenía con los niños".

Los muchachos de condiciones diferentes, como los llamaba Salinas, recibirán ayuda psicológica tras el asesinato de su director. Para Irma Iorio, la directora musical que formó al músico, es necesario para que puedan canalizar la pérdida.

Mary Carvajal, madre de José Junior Torres, uno de los alumnos de la coral, señala que ha sido difícil explicarles lo que ocurrió: "A cada momento me pregunta cuándo vamos a tener ensayo. Ha ido aceptando la realidad. Pero sé que le va a costar". Las actividades musicales se interrumpieron luego del asesinato y se retomarán después del asueto de Semana Santa.

Luego del entierro de Salinas, a Hilda de Beltrán, madre de uno de los niños de la coral, le robaron su vehículo. "Al abrir el portón de la casa estaban unos tipos armados y se llevaron el carro. No es la primera vez que sucede", señaló. Agrega que es frecuente  que se desvalijen los carros, sean quemados y abandonados en sectores informales de la ciudad. "Los planes de seguridad son de papel. Los amigos de lo ajeno son los dueños de la ciudad. No hay ley para ellos, para uno sí".

En 2014 en Ciudad Guayana se desplegaron 14 cuadrantes de seguridad del patrullaje inteligente. Sin embargo, vecinos aseguran que el plan no funciona. A otras seis representantes de los niños en la coral les han robado el vehículo recientemente. "Yo también he sido víctima. Eso no se puede ocultar. Como madre también alzo mi voz y pido que pongan atención y mano dura contra la delincuencia", inidicó Iorio.

Crímenes del sur

 Ciudad Guayana ocupa el puesto 11 de la lista de las 50 urbes más violentas del mundo y es la cuarta ciudad venezolana, de acuerdo con el informe de la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

Para el año 2015 reportó una tasa de 62,33 homicidios por cada 100.000 habitantes y se contabilizaron 547 homicidios, 10 más con respecto a 2014.

En la última década, según reportes del Correo del Caroní, han sido asesinadas 5.985 personas en Ciudad Guayana.

El principal delito que se comete en esta región es el robo de vehículos.

Según cifras extraoficiales, 8 de cada 10 carros son robados diariamente en la localidad. El abogado penalista y criminólogo Luis Izquiel no descarta que las bandas criminales de explotación de oro sean las mismas que se dedican al robo y hurto de autos.  Advierte que dentro de las mismas cárceles del país hacen las llamadas para solicitar el rescate de los carros.