• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ladrones mataron a puñaladas a un hombre

Un familiar dio aviso a la policía municipal que acordonó la urbanización Las Marías | Foto Archivo El Nacional

Un familiar dio aviso a la policía municipal que acordonó la urbanización Las Marías | Foto Archivo El Nacional

La víctima tenía 75 años de edad. Los delincuentes cargaron con objetos de valor que luego dejaron abandonados en el área rural que conduce a Turgua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos delincuentes encapuchados irrumpieron en una quinta de la calle B de la urbanización Las Marías, en el municipio El Hatillo, para robar y mataron a cuchilladas y golpes al dueño de la casa porque ofreció resistencia.

La víctima es Antonio Fustero Serrano, de 75 años de edad, nacido en Barcelona, España, nacionalizado venezolano. Luego de ultimar al hombre los delincuentes abandonaron el cadáver en un depósito de la casa.

El suceso ocurrió ayer a las 7:00 am cuando Sandra Fustero Baralt, de 71 años de edad, esposa de la víctima, abrió la puerta e inmediatamente fue sometida y atada por los encapuchados que luego subieron al segundo piso de la residencia.

El hombre fue dominado y amordazado, y como presuntamente se resistió lo golpearon y lo mataron. Tanto la víctima como su esposa fueron sometidos por la fuerza, además recibieron amenazas de muerte.

Los homicidas cargaron con un televisor plasma, celulares, una cadena de oro y otros objetos de la vivienda, y escaparon en el auto Toyota Corolla blanco, año 2008, placas AA289CE, propiedad de Fustero Serrano.

El comisionado Reinaldo Mena, director de Policía del Hatillo, explicó que funcionarios abordo de una unidad de esa organismo fueron alertados de la situación a las 10:00 am por un familiar de la pareja, quien les dijo que sus padres estaban secuestrados. Cuando los funcionarios llegaron a la casa observaron a la víctima que estaba atada y amordazada.

Posteriormente, en el área rural que conduce a Turgua otra comisión de Polihatillo encontró a oficiales de la policía del municipio Paz Castillo, estado Miranda, que colinda con esa jurisdicción y recuperaron algunos objetos robados en la quinta Serranía, así como facsímiles de armas de fuego mientras los homicidas, que dejaron abandonado el Toyota Corolla de la víctima, lograron internarse en una zona boscosa.

Las investigaciones de la División contra Homicidios del Cicpc se orientan a establecer si los autores de la muerte de Fustero Serrano conocen los movimientos de la familia o si fueron dateados por alguien para perpetrar el robo.