• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Intentan invadir antigua sede de El Nacional

Sede de El Nacional en El Silencio/Alexandra Blanco

Sede de El Nacional en El Silencio/Alexandra Blanco

Un grupo de aproximadamente 75 personas llegaron al edificio a las 8:20 am para tomarlo por la fuerza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de aproximadamente 75 personas llegó ayer a las 8:20 am al edificio de El Nacional, localizado en la esquina Puente Nuevo a Puerto Escondido, para intentar invadirlo.

El grupo estaba integrado en su mayoría por mujeres con bebés en brazos, pero también había hombres y niños. Todos llegaron con sus bolsos dispuestos a tomar la antigua sede del diario y llevaban candados en las manos para evitar que los sacaran.

Entraron por el portón principal y agredieron a los vigilantes porque impidieron que tomaran el inmueble: empujones y rasguños sufrieron los funcionarios de seguridad que custodiaban la edificación y aunque no causaron ningún daño, se conoció que hurtaron un celular de uno de los seis empleados que estaban dentro del edificio.

Alrededor de 15 minutos después de que entraron por la fuerza, el que parecía ser el jefe de la invasión recibió una llamada y al colgar pidió al grupo que se retirara.  

Posteriormente llegaron algunos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que custodian 24 horas al día el recién inaugurado cine Aquiles Nazoa, antiguo cine Ayacucho, que está a sólo 30 metros de la edificación.

 Delito anunciado. Uno de los trabajadores de El Nacional afirmó que estaban prevenidos ante una posible toma de la sede, porque en la zona circularon rumores sobre el asunto desde el lunes en la noche.

Los vecinos y los trabajadores de algunos negocios no parecían estar informados acerca de lo ocurrido. En una panadería, una farmacia y una tienda de lotería los dueños no sabían nada al respecto, mientras que en la ferretería sí se habían enterado. “No fue cualquier edificio, la gente se quiso meter en El Nacional”, afirmó uno de los trabajadores que prefirió resguardar su identidad.

Aunque se desconoce de dónde provienen los invasores, el personal del periódico afirmó que no son de la zona, pero algunas de las mujeres que intentaron tomar el edificio lo conocen bien, pues allí reciben pañales gratuitos cuando la Fundación Mi pobre Angelito los entrega dentro de las instalaciones.

Los trabajadores afirmaron que están atentos ante otro posible ataque y recordaron que uno de los edificios que está frente a la sede ha estado invadido desde hace siete años.