• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

19 muertes violentas el fin de semana

El domingo en la madrugada se registró un quíntuple homicidio en el barrio Sierra Nevada del sector Curarire en el municipio Lossada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el viernes en la noche hasta ayer en la madrugada se registraron 19 muertes violentas en el estado Zulia, de acuerdo con cifras extraoficiales del Cicpc y de la morgue de la Facultad de Medicina de LUZ.

El domingo a las 12:30 de la madrugada hubo un quíntuple homicidio en el barrio Sierra Nevada del sector Curarire de Jesús Enrique Lossada. “La averiguación está adelantada, pero no podemos dar detalles. No queremos entorpecerla”, indicó una fuente ligada al caso.

Ender Cedeño, de 54 años de edad,  y sus hijos Joel y Johendry de 27 años, Ángel de 22 años y Álvaro de 20 años fueron tiroteados cuando estaban en una tasca. Los tres primeros murieron en el lugar y los demás en el camino al Hospital Universitario de Maracaibo.

En ese centro de salud encontraron el cadáver de la odontóloga Isabel Cristina Valbuena Sarcos, de 40 años de edad, dentro de su camioneta. Aunque en principio se dijo que su cuerpo presentó un disparo en la cabeza, en la morgue se conoció que murió por estrangulamiento. La policía cree que el homicida es un conocido.

Al comerciante Darwin Medina, de 28 años, lo mataron el domingo en la madrugada cuando salía de una fiesta en el barrio Integración Comunal en Maracaibo. Ese mismo día a las 8:00 am mataron a Robinson Alberto Morales, de 24 años, que festejaba su cumpleaños con sus amigos en una casa del barrio 12 de Marzo. Cuando se iba a su casa unos hombre que iban en motos lo sorprendieron y dispararon.

El domingo también mataron a los primos Merwin David Carliz Camacho, de 28 años de edad, y a Juan Pablo Coy de 23 años. Individuos llegaron a las casas de las víctimas, en el barrio El Gaitero de Maracaibo, se los llevaron a un terreno y, al  parecer, le dieron varios puñaladas. Se conoció que en el sitio violaron a la pareja de Carliz y la dejaron abandonada en un terreno baldío.