• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Homicidas de los hermanos Balsa entraron con carnet del hospital

Personal de salud denuncia que es común la entrada de hombres armados que exigen la atención de heridos de bala | Foto Alexandra Blanco

Personal de salud denuncia que es común la entrada de hombres armados que exigen la atención de heridos de bala | Foto Alexandra Blanco

Los médicos acordaron cerrar la emergencia del centro de salud hasta el miércoles mientras se definen nuevas medidas de seguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro médicos y varias enfermeras le advirtieron al hombre que entró al quirófano H del piso 6 del Hospital Universitario de Caracas que su presencia no era permitida allí. El individuo portaba un carnet de la institución. “Llegó preguntando si el paciente era Edinson Balsa. Se le dijo que no podía estar ahí porque es un área estéril, y el hombre salió”, contó Rauldy Silva, una de las enfermeras que estaba en el pabellón. En el área de espera se encontró con Said Balsa, hermano del paciente, y allí comenzó una ráfaga de disparos que hizo que el personal médico se resguardara.

Said Balsa logró esconderse en la enfermería y allí fue asesinado por el hombre que, según testigos, luego regresó al quirófano donde estaba Edinson Balsa anestesiado. Minutos antes los médicos le practicaban una laparotomía exploratoria para evaluar si la bala que recibió en el abdomen, luego de una discusión con miembros del colectivo Divino Niño del barrio Los Sin Techo, le había producido una hemorragia interna.  

El homicida no solo tendría carnet del hospital, también sería expolicía. El ministro de Interior Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, informó que  Antony Javier Verdú, de 27 años de edad, expolicaracas, y Estiven Verdú, expolinacional, fueron los dos hombres que entraron al hospital y estarían implicados en el doble crimen. De forma extraoficial se supo que el de la PNB sigue en funciones.

Los hermanos Verdú habrían asesinado a los hermanos Balsa, luego que los primeros llegaron a una cancha donde los Balsa habían amanecido celebrando y les pidieran desalojar el lugar. La disputa se resolvió a tiros, y Edinson Balsa fue uno de los heridos.

Los hermanos Balsa estaban con otras dos personas que también resultaron heridas y fueron trasladas al HUC. Amigos lograron sacarlos del hospital durante el tiroteo para protegerlos.

 

Emergencias suspendidas. Los médicos y trabajadores del HUC realizaron una asamblea que duró más de 2 horas en la que se acordó suspender el servicio de emergencia de adultos por 48 horas. En ese lapso, la directiva del hospital se reunirá con el Consejo Universitario para acordar las medidas de seguridad que se emprenderán.  

El doble crimen en el quirófano también movilizó al gobierno. El ministro Rodríguez Torres se reunió con el ministro de Salud, Francisco Armada, y los directores de todos los hospitales de Caracas. Allí, acordaron sumar los centros de salud al "patrullaje inteligente". Rodríguez Torres señaló que funcionarios de la PNB asumirán la custodia de los hospitales.

Sin embargo, en el caso del HUC el plan está en discusión porque esta medida violaría la autonomía del recinto universitario. “Ellos se han mantenido bajo el esquema de la autonomía. Ese concepto no puede estar por encima de la vida y seguridad de los bienes. Hemos propuesto hacer patrullaje y ellos se han negado”, dijo el ministro. 

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, respondió a las declaraciones del ministro: “Rodríguez Torres no sabe lo que es la autonomía. El problema no se resuelve con policías y la Guardia Nacional en los alrededores del Clínico. Hay que solucionar el problema de inseguridad que hay en el país, pues en 15 años de gobierno ha habido más de 200.000 muertos a manos del hampa y solo en junio de este año hubo 344 asesinatos”.

La rectora aseguró que en los últimos 6 años han pedido al gobierno en reiteradas oportunidades que instale puntos de control en las entradas de la universidad, que trabajen coordinadamente con la Dirección de Seguridad de la UCV, pero eso no se ha logrado. Así como tampoco han tenido respuesta a 91 denuncias de agresiones cometidas en esa casa de estudios que han sido presentadas en el Ministerio Público y en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

García Arocha recordó que una decisión del Tribunal Supremo de Justicia impidió la instalación de portones en las entradas de la UCV, pese a que estaban establecidos en el proyecto original de Carlos Raúl Villanueva.

Afirmó que el director del hospital, José España –nombrado por el presidente Chávez–, debe decidir qué hará internamente y reunirse con las autoridades universitarias. “No hay seguridad en el país y, en consecuencia, no hay seguridad en las universidades”, finalizó.


Colectivos y vigilantes resguardan HUC
Lissette Cardona

El Hospital Universitario de Caracas es custodiado por 300 trabajadores encargados de la seguridad interna del centro asistencial que dependen del Ministerio de Salud. Sin embargo, denuncias del sindicato de trabajadores indican que existe un grupo paralelo que también cumple funciones de vigilancia. “Hay gente allí en el hospital que está encargada de la seguridad de manera paralela. Algunos están vinculados a los operativos de Mercal y de cedulación. También hay una guardia especial, que usa camisa roja, que está pendiente de la custodia de la directiva. Algunos prestan servicio nocturno para resguardar el hospital”, dijo Denis Guédez, presidente del Sindicato de Obreros del Hospital Universitario Caracas.

En 2013, los trabajadores denunciaron la existencia de un colectivo ante el Ministerio Público, que además sería el presunto responsable de la agresión a un empleado durante una protesta por la falta de insumos.