• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Homicida del pelotero murió en enfrentamiento

La comisión policial que investigaba el asesinato de Weesley Hernández logró identificar a los responsables y los localizó en Lídice

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los presuntos homicidas del pelotero Weesley Hernández murió al enfrentarse a una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas que realizaba un operativo en el sector Alto de Lídice, parroquia Sucre del municipio Libertador.

El mayor general (Ej) Hugo Carvajal Barrios, viceministro del Sistema Integrado de Investigación Penal, dijo que la persona fallecida fue identificada como Jefferson Yoandrin García, de 20 años de edad, apodado “el Cápsula”.

El beisbolista Weesley David Hernández López, de 23 años de edad, fue asesinado el lunes 17 de septiembre en la avenida Sucre, en Catia, cerca de la entrada del sector El Manicomio, luego de ser atacado por dos hombres que intentaron robarle el vehículo que conducía.

Carvajal Barrios expresó que las entrevistas, experticias técnicas y labores de inteligencia realizadas por los funcionarios de la División de Investigaciones de Homicidios y del Eje Oeste permitieron establecer que los presuntos responsables del asesinato del pelotero son dos hombres conocidos por los apodos de “el Cápsula” y “el Grey”.

“El viernes 21 de septiembre, cuando los integrantes de una comisión del Cicpc se encontraban en el sector Alto de Lídice, específicamente en las adyacencias del Bloque 65 en busca de los presuntos implicados, observaron a dos personas con las características de los ciudadanos requeridos; de inmediato los agentes se identificaron y les dieron la voz de alto, pero los sospechosos comenzaron a disparar”, explicó Carvajal Barrios. Los dos hombres corrieron hacia la parte alta del sector mientras se enfrentaban a la comisión policial.

En el procedimiento se colectaron una pistola Glock modelo 25, calibre .380, con su respectivo cargador; un revólver Smith&Wesson, calibre .38 y otras evidencias de interés criminalístico.