• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hombre mató a su ex concubina y a 2 hermanas de ella en sector Guaicoco de Petare

Morgue de Bello Monte / Alejandro Hernández

77 mujeres han sido ultimadas en la Gran Caracas este año, según cifras extraoficiales / Alejandro Hernández

Miguel Artiles Bermúdez cometió el triple homicidio dentro de la vivienda que compartieron durante ocho años de concubinato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Artiles Bermúdez, de 55 años de edad, puso fin al conflicto que tenía con su ex concubina el martes en la noche, cuando la ultimó, así como a dos hermanas de ella, en la casa que compartieron durante ocho años en la calle Los Cedros, sector Las Minas de Guacoco, Petare.

Las víctimas son Deisy Margarita Sosa Olivares, de 27 años de edad, técnico superior en Educación Preescolar; Yeniska Trinidad Olivares, de 18 años y estudiaba Laboratorio, y Yeika Andreína Olivares, de 17 años, que tenía cuatro meses de embarazo y era estudiante de Educación Física. Las mató con un cuchillo de carnicería. Los investigadores del Cicpc hallaron el arma homicida en la vivienda.

La mayor de las tres víctimas conoció a Artiles Bermúdez en Filas de Mariches, donde ella vivía y él cubría esa ruta como conductor de un camión que distribuye cerveza. Luego vivieron juntos durante ocho años. De esa unión nació una niña que tiene 2 años de edad.

Ingrid Vaamonde, tía de las víctimas, dijo que su sobrina estuvo separada del hombre durante cinco meses, a quien había denunciado por violencia verbal. Sin embargo, él continuaba viviendo en la casa. “Me dijo que una vez la empujó y otra le dio una cachetada”, señaló.

Indicó además que el conflicto entre la pareja luego de la separación surgió porque Artiles Bernúdez, de nacionalidad dominicana y padre de dos hijos que residen en Filas de Mariches, quería que hubiese una partición de la vivienda entre ambos. Vaamonde dijo que el presunto homicida tiene tiempo que no sabe de esos dos hijos y que estos tenían una buena relación con su sobrina.


El triple homicidio. La tía de las víctimas se enteró de que algo había ocurrido en la residencia de sus sobrinas cuando un vecino de ellas llamó y dijo que Artiles Bermúdez había llegado a su casa llorando con su hija en brazos, desnuda y envuelta en una sábana. Le dejó a la niña, que también lloraba, y le manifestó que ya regresaba, pero en vista de que no volvió, optó por ir a la casa del hombre, pero nadie le respondió. Por eso decidió comunicarse con un familiar de las jóvenes.

Vaamonde llegó a la calle Los Cedros con su esposo, que entró al domicilio por una ventana de la bodega que está al frente de la vivienda. Para alumbrar el lugar utilizó el celular de Vaamonde, que en ese momento sufrió una crisis de nervios debido a que a pesar de que los vecinos decían no haber oído nada extraño en la casa de la familia Olivares, alguien pedía que llamaran a la policía y la Guardia Nacional sin aún conocer lo que había pasado dentro de la casa.

Lo primero que vio el esposo de Vaamonde fue el cadáver de Sosa Olivares, que estaba en la sala, y enseguida salió para buscar a funcionarios de la Guardia Nacional.

Cuando los agentes llegaron debieron derribar la puerta de la residencia porque el homicida, antes de huir, cerró con llave la puerta y apagó las luces. Minutos después llegaron comisiones del Cicpc y Polisucre.

Vaamonde señaló que desde que la llamaron, el martes a las 11:00 pm aproximadamente, le pareció sospechoso que hubiesen dejado a la hija de su sobrina con un vecino porque Sosa Olivares no solía entregársela a nadie. Dijo que se llevaba a la niña al preescolar, donde laboraba en un sector de Guaicoco.


Hallado en su auto

El cuerpo de Joel Trejo, de 35 años de edad, subgerente de la agencia del Banco Exterior en Boleíta, fue hallado el martes dentro de su vehículo Aveo, placas AD8660G, en la calle Las Mercedes de El Paraíso. El hombre había salido de su casa en la UD3 de Caricuao, como todos los días, a las 6:00 am, a su trabajo. Cuando salía en la tarde acostumbraba buscar a sus hijos de 8, 6 y 3 años de edad en la casa de su suegro, en el sector de Ruiz Pineda porque su esposa, Carolina de Trejo, estudiaba Contaduría de noche en el CUAM. En vista de que ese día a las 6:00 pm no había ido a buscar a sus hijos, la esposa lo llamó y un hombre le contestó de forma grosera. La mujer llamó a Chevystar para que ubicaran el Aveo de su esposo a través del sistema satelital. La compañía le respondió que el carro estaba estacionado desde hace dos horas en un lugar de El Paraíso. Al sitio se dirigieron los familiares del hombre, incluso el suegro de la víctima, que rompió uno de los vidrios del carro, en cuyo asiento posterior encontraron el cuerpo de Trejo, que tenía un disparo en la cabeza. Se percataron de que a la víctima le faltaban la cadena y el celular, además del control. Las llaves estaban pegadas al carro.  La víctima era licenciado en Bancos y Finanzas. Desde hacía ocho años trabajaba en entidades bancarias. Siempre lo cambiaban de agencia porque fue víctima de extorsiones. 


Pide se haga justicia

Ingrid Vaamonde pidió al Gobierno que se haga justicia y que este caso no quede impune. Solicitó que Miguel Artiles Bermúdez sea aprehendido para que pague la muerte de sus tres sobrinas. Dijo que en las mañanas, la mayor de las hermanas, atendía la bodega y sus hermanas estudiaban. De tarde, Deisy Sosa daba clases en el preescolar mientras las muchachas estaban en el negocio. Las víctimas integraban una familia de 10 hijos. Eran 6 hembras y 4 varones.