• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hermano de Juan Montoya: “No voy a aceptar que pague un inocente”

Jonny Montoya no cree que el arma usada contra el secretario de los colectivos caraqueños sea la misma que mató a Bassil da Costa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El oficial de Policaracas Jonny Wilfred Montoya González aún no da crédito a la información que indica que a su hermano, Juan Crisóstomo Montoya González, lo mataron el 12 de febrero con la misma pistola usada para asesinar al manifestante Bassil da Costa.

“Para mí no fue así”, sentenció.

El dato indica que el secretario de los colectivos que operan en Caracas fue ultimado con una pistola Beretta modelo 92FS calibre 9 mm, asignada como arma reglamentaria al funcionario del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) José Ramón Perdomo Camacho, de 42 años de edad. Así se habría comprobado en una experticia de comparación balística incorporada en la tercera semana de marzo a los expedientes sobre ambos homicidios.

Perdomo, también conocido como David Palomino, fue presentado en un tribunal por su aparente vinculación con los crímenes reportados en la esquina Tracabordo, el 12 de febrero.

Pero ese nombre no figura en el radar de Jonny Montoya. Ante las noticias publicadas en la prensa, el agente escribió en su cuenta de Twitter (@jonnymontoya): “¿Quién asesinó a Juancho? Poco probable los estudiantes, medianamente probable los del Sebin y con bastante probabilidad los colectivos”. 

Expectativa. Montoya ha hecho un seguimiento a las averiguaciones sobre la muerte de su hermano, que son coordinadas por dos fiscales del Ministerio Público.

“La familia está esperando un pronunciamiento de la Fiscalía. Nos lo ofrecieron para esta semana. Las investigaciones van lentas pero firmes. Este es un caso delicado por el contexto político que vivimos”, explicó.

Cree que la clave para conocer la autoría material de la muerte de Juan Montoya está en los numerosos videos sobre la refriega que se desató en los alrededores de Tracabordo, el 12 de febrero luego de las 2:00 pm.

“Hay que ver esos videos en cámara lenta, con paciencia. En uno de ellos se ve cuando Juancho cae. En ese momento, el Sebin no había llegado. El homicida no es de ellos”, añadió.

Montoya no quiso precisar quién sería el homicida de su hermano. No obstante, dice que sabe con certeza de dónde vinieron los tiros. Recordó que hasta ahora han trascendido a los medios de comunicación tres versiones sobre este crimen. La primera responsabilizaba a los manifestantes. Luego, a un sargento del Ejército escolta del titular de Relaciones Interiores. Ahora, al agente del Sebin.

“La familia de Juancho le ha dado un espaldarazo a los dos fiscales. Quiero creer en esta justicia”, expresó. 

No fue accidental. Juan Montoya, de 51 años de edad, murió al recibir un disparo en la nariz. Su muerte fue reportada después de la de Bassil da Costa, aunque ambas ocurrieron en un lugar cercano.

Las condiciones en las que ocurrió el hecho hacen que su hermano descarte casi por completo la muerte accidental, ocasionada por una “bala perdida”. Indicó que en la actualidad se hacen análisis de telefonía entre los principales sospechosos.

“Hay muchas hipótesis. Pero tres cobran fuerza: muerte por encargo; por una lucha dentro del Secretariado; y por razones pasionales. Sí le digo que si quieren taparear y cambiar las cosas alzaré mi voz. No voy a aceptar que pague un inocente”, afirmó.