• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Herido oficial de Polinacional al explotar granada

La persecución se extendió hasta el barrio 1° de mayo | Foto Alexandra Blanco

La persecución se extendió hasta el barrio 1° de mayo | Foto Alexandra Blanco

La persecución de los delincuentes se extendió hasta el barrio 1° de Mayo, donde los policías fueron repelidos con armas largas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un oficial de la Policía Nacional Bolivariana resultó herido por la metralla de una granada que arrojó una banda de delincuentes en un enfrentamiento en la avenida Los Castaños, en el Cementerio. Funcionarios de ese cuerpo explicaron que este fue el resultado de una persecución iniciada a las 8:45 am en la avenida principal del mismo sector, adyacente al Banco de Venezuela.

Los cinco hampones iban en una camioneta Toyota Land Cruiser, blanca y sin placas. Su única identificación era la inscripción ECO-37 en los cristales traseros y se presumía que podía tratarse de un vehículo robado.

Al darles la voz de alto, los hombres huyeron y se internaron en las calles cercanas al mercado del Cementerio. En el cruce entre Los Castaños y la calle Capitán de Navío fueron arrinconados. Los cinco individuos se bajaron del rústico y arrojaron una granada fragmentaria hacia la pared de una vivienda.

En ese momento, Jesús Muñoz caminaba por la Capitán de Navío hacia su vehículo Dodge Dart año 74, estacionado justo al lado del lugar donde se bajaron los malhechores.

“Al escuchar los tiros me lancé boca abajo a un lado del carro. No pude ver nada”, recordó. Ese movimiento salvó su vida. Las esquirlas de la granada hicieron añicos el parabrisas y la ventana del piloto.

La misma metralla hirió en la espalda y ambos muslos al oficial agregado Hernie Flames, que participaba en la refriega. Fue llevado a una clínica privada y hasta ayer en la tarde se encontraba estable.

Con la explosión, los delincuentes abrieron una brecha que les permitió escapar. Tres corrieron hacia el barrio 1º de Mayo y el resto por la avenida Capitán de Navío.

Los policías continuaron el rastreo. Al aproximarse al barrio fueron recibidos a tiros.

“Nos están disparando con armas largas desde la parte alta”, gritaban, mientras pedían refuerzos.

Poco después fueron rescatados por un contingente.