• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron sin vida a 6 pescadores falconianos

Los cuerpos estaban flotando en aguas internacionales. Habían partido desde Punto Fijo el domingo 14 de octubre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El domingo 14 de octubre seis pescadores partieron desde La Salineta, en Punto Fijo, estado Falcón, con destino a Aruba para distribuir un cargamento de licores.

21 días transcurrieron sin saber de los tripulantes de la embarcación Za Mar. Fueron reportados como desaparecidos. Este fin de semana un reporte emitido desde Colombia acabó con la angustia de los familiares de los pescadores pues los seis cuerpos fueron hallados flotando en aguas internacionales.

Las víctimas fueron identificadas como Johanny Rafael Lugo, de 26 años de edad; Danny de Jesús Vizcaíno Marrufo, de 25 años de edad; Danny Vizcaíno Valbuena, de 59 años de edad; Rolando Sánchez, de 27 años de edad; Yusenbert Lamas, de 39 años de edad y el propietario de la lancha, José “Lacho” Montiel, de 38 años de edad.

El contralmirante Edglis Herrera Balza, comandante de la Zona de Defensa Integral del estado Falcón, dijo que el reporte de la desaparición por parte de los familiares lo recibió el 30 de octubre y que se comunicaron con las autoridades de las islas neerlandesas y con las colombianas a fin de emprender la búsqueda.

Autoridades en Aruba confirmaron que el 24 de octubre la embarcación Za Mar había zarpado desde las costas de la isla hacia Colombia, por lo que no se justifica que hubiesen ingresado a aguas internacionales si sólo tenían permisos para pescar en aguas venezolanas.

El sábado 3 las autoridades náuticas colombianas corroboraron que encontraron los seis cadáveres en las costas de Puerto Lote y Puerto Espada, en la península de La Goajira, y se pudo conocer que la esposa de uno de los fallecidos viajó con el fin de reconocer los cuerpos hallados y aseguró que se trata de los pescadores.

La información fue dada a conocer por Carmen Graciela Lugo, madre de Johanny Lugo, quien dijo que fue a través de la esposa de José “Lacho” Montiel González, propietario de la embarcación siniestrada, que se ratificó que los cuerpos encontrados pertenecen a sus familiares.