• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron muertas a mujer y joven en apartamento del 23 de Enero

El Cicpc no descarta ninguna hipótesis en el homicidio de la mujer y la adolescente | Foto William Dumont

El Cicpc no descarta ninguna hipótesis en el homicidio de la mujer y la adolescente | Foto William Dumont

Desde el viernes nadie sabía de Zaida Rodríguez, de 47 años de edad, ni de Anaís Rodríguez, de 15 años. Los malos olores alertaron a los vecinos. Tenían signos de tortura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el apartamento 310 del bloque 24 del 23 de Enero fueron hallados los cadáveres de Zaida América Rodríguez Bandes, de 47 años de edad, y de Anaís Katiuska Rodríguez Bandes, de 15 años, ambas atadas y con signos de tortura.

Vecinos del edificio informaron que desde el viernes no veían a la mujer ni a la menor. Desde el domingo se percibían malos olores, por lo que llamaron a funcionarios del Cicpc, que forzaron la puerta del apartamento y encontraron el cuerpo de la mujer en el comedor y el de la adolescente debajo de una cama.

Fuentes policiales investigan el móvil del crimen y no descartan ninguna hipótesis. Las mujeres no presentaban heridas de arma blanca ni de fuego.

Murió secuestrado. Igor Antonio Hidalgo, de 50 años de edad, murió en el Hospital de El Llanito a causa de un paro respiratorio luego de que fue secuestrado y golpeado por sus captores, quienes hicieron que la víctima colisionara su vehículo.

El plagio ocurrió el 22 de febrero en la vía de Araira, estado Miranda, cerca de un vertedero. Los delincuentes interceptaron a Hidalgo, que se desempeñaba como taxista en Guatire, y le pidieron que les hiciera una carrera hasta el sector Cupo en la Trocal 9. En el recorrido los hombres sacaron sus armas y sometieron al conductor, a quien además golpearon.

Víctor Manuel Piñero, hijastro de la víctima, informó en la morgue de Bello Monte que su padrastro fue secuestrado por unos hampones que operan en Guatire. “Lo golpearon muchas veces, por eso decidió chocar el vehículo y resultó lesionado. El gobierno nos habla de guerra económica y la verdadera guerra que vive el venezolano todos los días es con la delincuencia”, agregó.

La víctima vivía en Araira y trabajaba como taxista en la línea Tascopak de Guatire.

En El Junquito. Josué Escalona Surita, de 25 años de edad, resultó muerto en el sector Niño Jesús del barrio Las Brisas, en El Junquito, cuando tres delincuentes entraron a su vivienda con la finalidad de robarlo, pero se resistió y dispararon en reiteradas ocasiones. Su cadáver quedó tendido en el comedor de la casa.

Edith Surita, madre de la víctima, informó que el muchacho estaba arreglando una moto cuando los hombres le dispararon sin mediar palabra.

La madre de Escalona aseguró que los delincuentes robaron algunas pertenencias de valor y recordó a su hijo como un joven que no se involucraba en problemas. La víctima dejó una hija de cinco años.