• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron cuerpo descuartizado de una mujer en auto en Los Manolos

Restos de la mujer estaban en una bolsa negra dentro del vehículo | Foto Raúl Romero

Restos de la mujer estaban en una bolsa negra dentro del vehículo | Foto Raúl Romero

El cadáver de Liana Aixa Hergueta González, de 53 años de edad, estaba dentro de un Mazda 3

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los vecinos de la calle principal de Los Manolos, en Las Palmas, parroquia El Recreo, no se equivocaron cuando sospecharon que algo extraño ocurría con el auto Mazda 3, azul oscuro, placas AF562YV, que desde el jueves al final de la tarde dejaron estacionado a las puertas del taller de latonería y pintura TLP Repara Auto I C.A.

En esa zona la gente no suele dejar vehículos, debido a la inseguridad. Ayer al amanecer los vecinos de la zona, así como la dueña de un quiosco ubicado cerca del taller de latonería y pintura, se percataron de que el carro continuaba allí y llamaron a la PNB.

Al abrir una de las puertas delanteras los policías observaron una bolsa negra en el asiento del copiloto. Al abrir el envoltorio vieron la cabeza, piernas y brazos de una mujer. Al continuar inspeccionando el vehículo, en el portaequipaje los policías hallaron una maleta mediana, color azul, que contenía el resto del cuerpo de la víctima. Luego fue identificada como Liana Aixa Hergueta González, de 53 años de edad, quien pasa a ser la mujer número 88 asesinada este año en la Gran Caracas.

Vecinos informaron que el jueves a las 7:00 pm, al ver que el Mazda 3 continuaba estacionado, llamaron a diversos organismos de seguridad, pero ningún funcionario se presentó.

La comisión de la PNB que hizo el hallazgo acordonó la zona y el tránsito quedó interrumpido hacia la avenida Andrés Bello, mientras los funcionarios de la División contra Homicidios y del Eje Central del Cicpc iniciaban las averiguaciones y practicaban las experticias.

En principio revisaron el auto. Del asiento trasero sacaron pedazos de franelas de diferentes colores que presumiblemente eran utilizados para limpiar, además de unas sandalias que pertenecerían a la víctima que vestía blusa amarilla y pantalón beige.

Los investigadores hicieron un recorrido en la calle en busca de cámaras de seguridad para solicitar los videos, porque presumen que quienes abandonaron el Mazda 3 fueron grabados. No descartan que pudiera tratarse de dos individuos.

Hicieron una encuesta en busca de testigos que vieron a dos hombres bajar del Mazda 3 y que habrían ido hacia la avenida Andrés Bello. Determinarán si esos testigos estarían en capacidad de elaborar los retratos hablados de los homicidas.

El auto fue remolcado hasta el estacionamiento de la Subdelegación de Simón Rodríguez para ser sometido a un barrido y experticias. Igualmente le harán activaciones especiales en busca de rastros dactilares.

Los investigadores suministraron información a la División de Vehículos del Cicpc para determinar si el Mazda 3 está solicitado por su dueño. Mientras que en la Dirección Nacional de Tránsito Terrestre pidieron información en relación con la identidad del propietario de ese vehículo.

La inseguridad. Hermely Prato lleva 60 años viviendo en Los Manolos y desde hace 30 años es dueña de un quiosco ubicado cerca del lugar donde dejaron el Mazda. Prato y su hija Katy Peña fueron unas de las primeras en percatarse de la presencia del carro y de solicitar la presencia policial.

Peña explicó que desde que comenzaron las invasiones en la zona se acabó la tranquilidad en Los Manolos. “Antes vivíamos tranquilos. Ahora vivimos en estado de sitio”, indicó. Solicitó la instalación de un módulo de la GNB.

Diariamente, desde las 6:00 am, motorizados atacan a los transeúntes para despojarlos de celulares, carteras, bolsos y hasta zapatos.

Peña relató que el 27 de abril hirieron a una joven que luego falleció, en el sector El Polvorín en Los Manolos, mientras el esposo de la mujer impedía el robo de una camioneta. Le dieron varios disparos.

La Cifra
4 cuerpos descuartizados, 3 de hombres, han sido hallados en diferentes sectores de Caracas durante 2015.