• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron cinco cadáveres enterrados en dos fosas de un asentamiento agrícola

El mal olor alertó a los vecinos del sector Ranchito del Tío de la presencia de los cuerpos | Foto Cortesía El Periodiquito

El mal olor alertó a los vecinos del sector Ranchito del Tío de la presencia de los cuerpos | Foto Cortesía El Periodiquito

Se sospecha que las víctimas son jóvenes denunciados como desaparecidos hace un mes. Cuatro estaban juntos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un asentamiento campesino ubicado en el sector agrícola El Conde, en el municipio José Rafael Revenga en el este del estado Aragua, fueron localizados los cadáveres de cinco personas en estado descomposición, enterrados en dos fosas.

El mal olor alertó a la comunidad, que notificó al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y a personal de Bomberos de Aragua, destacado en Las Tejerías.

Se presume que las víctimas tendrían una data de muerte de aproximadamente un mes. En una fosa común se encontraban cuatro cuerpos enterrados y el quinto estaba oculto en otro hoyo cercano.

El hallazgo ocurrió en El Ranchito del Tío, el jueves en la tarde, en un área conocida como “zona liberación de cuerpos”, porque ya en ocasiones anteriores ha sido utilizada para dejar cadáveres abandonados, debido a lo desolada que es.

Los cuerpos estaban enterrados en un terreno cercano a un riachuelo. Rumores señalan que podría tratarse de presuntos integrantes de una banda delictiva dedicada al robo de vehículos conocida como “El abuelo”, que habrían sido ultimados en un ajuste con otro grupo rival. Por ello sospechan que podría tratarse de los jóvenes Jhon Kevin Gelves, de 22 años de edad; Luis Alberto Díaz, de 18 años de edad, ambos residenciados en El Consejo; Leonardo David Urquía Vellorín, de 19 años de edad, y residenciado en La Victoria; y Danny Javier Arturo, de 19 años de edad. Sin embargo, los cuerpos están siendo sometidos a pruebas antropológicas y de ADN en la medicatura forense de Maracay para precisar las identidades.

Desde el poblado Ranchito del Tío algunos familiares de esos jóvenes desaparecidos cruzaron el riachuelo para unirse a los bomberos de Las Tejerías y a los detectives que participaban en el procedimiento que para ese momento tenían adelantadas las pesquisas con la ayuda de los equipos especializados. Luego se dirigieron a la morgue de Maracay, pero se negaron a dar declaraciones hasta tanto estén seguros de las identidades de las víctimas.