• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron cadáver de nonagenaria en su casa de La Campiña

Una comisión de la Guardia Nacional entró a la residencia de Inazoa Istúriz | Foto Archivo El Nacional

Una comisión de la Guardia Nacional entró a la residencia de Inazoa Istúriz | Foto Archivo El Nacional

Un familiar tocó varias veces la puerta y como no abrieron entró con una comisión de la GNB. Fue estrangulada y golpeada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cadáver de Laura Inazoa de Istúriz, de 92 años de edad, es uno de los 12 ingresados a la morgue entre martes y miércoles. Este mes a esa unidad han llevado 176 cuerpos.

El cuerpo de Inazoa de Istúriz, abuela de Nelson Belfort, ex dueño de la Cadena Radial Circuito Nacional Belfort, fue hallado el martes por un familiar y la GNB en la quinta Alvaysin, calle Los Naranjos, La Campiña.

Un pariente de la mujer que solía visitarla tocó varias veces la puerta y como nadie abrió ni contestó, decidió entrar a la casa con la comisión de la GNB y hallaron el cuerpo de Inazoa de Istúriz. Al parecer fue estrangulada porque alrededor del cuello tenía un surco equimótico además de múltiples hematomas.

En una semana cuatro personas de la tercera edad han sido asesinadas en su residencia.

Doble homicidio. Alejandro Solórzano, dueño de la licorería La Esperanza, en el sector La Pumarrosa, barrio San Blas de Petare, fue muerto a tiros, el martes a las 8:30 pm, junto con su sobrino José Humberto Martínez Alfaro.

A esa hora Solórzano recibía un camión de una cervecería, a las puertas del negocio, cuando llegaron dos sujetos en una moto y pidieron cervezas y el dueño del local respondió que no había. Enseguida uno de los individuos sacó a reluir una pistola, lo apuntó y le dijo: “Esto es un atraco”, le dispararon, le robaron el koala con dinero y una pistola. Solórzano murió en el sitio.

Al oír los tiros, Martínez Alfaro, que estaba en la esquina con unos mototaxistas, se acercó al local de su tío y también recibió disparos. Murió en el Hospital de El Llanito luego de ser operado.

Solórzano era padre de dos hijos, uno de 24 años y otro de 13 años de edad. Martínez Alfaro deja dos niños.