• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Hallaron cadáver de abogado asesinado a tiros

Restituto Angulo, de 55 años de edad, estaba desaparecido. Familiares lo reconocieron en la morgue de Bello Monte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro días después de su desaparición, familiares del abogado Restituto Angulo, de 55 años de edad, lo localizaron en la morgue de Bello Monte. Lo asesinaron a tiros.

Angulo vivía en la zona B de Los Ruices y el jueves 30 de junio en la tarde salió de su apartamento. Familiares presumen que se dirigía a la Universidad Central de Venezuela, donde cursaba estudios de posgrado en Derecho Laboral, pero no regresó. "Nosotros dimos un compás de espera porque pensamos que se había quedado en casa de unos amigos, pero no se comunicó con nosotros. Llamamos varias veces a su celular y no contestaba. Esperamos dos días para poner la denuncia de su desaparición al Cuerpo de Investigaciones, Científicas Penales y Criminalísticas".

Para descartar, familiares acudieron al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses donde reconocieron el cuerpo. Desconocen si lo asesinaron para robarlo. La víctima, que también era politólogo, se desempeñaba además como corredor de seguros. "Buscaba varias alternativas para aumentar sus ingresos", dijo uno de los familiares, que prefirió mantener su nombre en reserva.

Durante un tiempo Angulo trabajó como catedrático de la Universidad Santiago Mariño en la isla de Margarita.

Mataron a otro escolta. En un lapso de 48 horas fueron asesinados dos escoltas. Además de Daniel García, que era guardaespaldas de un ejecutivo de Bancrecer, el lunes también mataron a Andrés Rivero León, de 40 años de edad. Hace tres años había abandonado las filas de la Policía Municipal de Chacao para ser custodio, pues le resultaba más rentable y menos riesgoso. Sin embargo, el hampa no lo perdonó. Familiares relataron que él se dirigía con su esposa y su hijo de 4 años de edad en una moto KLR a la urbanización Encantado Humboldt, en Macaracuay, donde vivía. En la entrada del conjunto residencial fueron interceptados por hombres armados en dos motos.

Uno de los delincuentes le arrebató el niño a su esposa para que les entregaran la motocicleta, pero la mujer recuperó a su hijo y corrió. En venganza, los ladrones le dispararon a Rivero, que estuvo una hora en agonía en el lugar pues no fue auxiliado pese a que su esposa gritaba que la ayudaran a trasladarlo a un centro asistencial. La víctima trabajaba con un directivo del Banco Exterior.